Jose Nogueras

El intérprete ha aprovechado el encierro por el Covid-19 para crear más música. >Suministrada

Grabado por la flor y nata de cantantes de todos los tiempos como Cheo Feliciano, Rubén Blades, Héctor Lavoe, Ismael Miranda, Willie Colón y Gilberto Santa Rosa, entre otros; el veterano cantautor José Nogueras retorna al tinglado gordo de la salsa con el número Me gusta, me gusta, con un arreglo del maestro Ceferino Cabán, autor de otro de sus éxitos, El que tenga freno, que pare.

“En esta pandemia me he convertido en un refugiado de mi música. Es muy bueno escribir para decir después que me las dediqué a mí mismo y para el que quiera conocerme en cada canción. Este número es una salsa gorda sobre la experiencia de un bailador ante la belleza de la mujer latina y su forma única de mostrar su espontaneidad a través del baile tropical. Yo soy un paranoico al revés y la gente conspira para hacerme feliz”, compartió el cantante en entrevista con EL VOCERO.

Como uno de los artistas más versátiles de Puerto Rico, Nogueras ha logrado alcanzar los primeros lugares de popularidad tanto en el rock, como la balada, la música navideña y la salsa no ha sido la excepción. Revoletean por la memoria colectiva boricua temas inolvidables suyos como Dame la mano paloma, Amada mía, Navidad es amor, No me digan que es muy tarde, Casa pobre, casa grande y Vale la plena… ¡siempre!. entre otros.

Nogueras procura disfrutar al máximo su vida, sobre todo después de su trasplante de hígado, hace 15 años.

“Aquel día yo nací y honro al paciente de la donación. Desde entonces, me cuido mucho. Vamos a actividades y nada de cervezas ni vino. Solo un vasito de agua y limón. La vida es un gozo tan grande que no hay otras notas, más que vivir. Todavía me voy en mi burbuja de amor –nada menos que mi carro– y veo un flamboyán enfurecido, coloraíto, y cojo su sombra y me pinta, cuando voy a Las Curías, Guajataca o al Lago Dos Bocas de Utuado. También disfruto de mi estudio, que ya tiene 16 años”, compartió con gran regocijo.

El periodo de acuartelamiento que ha propiciado la pandemia, ha potenciado aún más su inspiración.

“La cuarentena me ha hecho escribir como un desesperado de noche, de día y sigo durmiendo. Se fueron acumulando unas canciones y entre otras, las que tenían algunos tipos de mensajes, me inclinaba a las más alegres y las que incitaban al baile. Hasta que llegué a Me gusta, Me gusta porque busco provocar un poco de felicidad en todo aquel que la escuche, porque nos hace falta”, sentenció.

Este periodo navideño, aunque se vislumbra atípico, continuará teniendo su música presente.

Su nuevo tema está disponible en las principales plataformas de música y ya ha comenzado a sonar en Orlando, Perú, Colombia, México y Panamá.