Mortal Kombat

La cinta estrena hoy en cines y HBO Max. >Suministrada

Mortal Kombat, el ‘reboot’ moderno basado en la serie de videojuegos del mismo nombre, llega hoy a cines y HBO Max, a 25 años del estreno del filme original.

Dirigida por el australiano Simon McQuoid, se centra en un boxeador fracasado, Cole Young, que descubre un secreto familiar que lo lleva al torneo místico conocido como Mortal Kombat. Allí descubre a un grupo de guerreros que batallan hasta la muerte para salvar los diferentes reinos del vilano Shang Tsung. A diferencia de las anteriores, esta nueva versión es clasificada R, siendo más fiel al tono de los videojuegos.

¿Gustará este nuevo ‘reboot’ a los fans de la serie de videojuegos? A la mayoría, sí. ¿Qué tal a quienes no están familiariazados con el material original? Quizás. ¿Logra esta nueva versión sobrepasar la maldición de las adaptaciones de videojuegos al cine? Lamentablemente, no.

Estos son los estrenos de cine y streaming que no te puedes perder. #PopcornAlert

Luego de un genial prólogo, donde conocemos la rivalidad histórica entre los icónicos personajes de Sub-Zero y Scorpion, y en donde el tono es más serio y arraigado en lo real, la cinta poco a poco se va descarrilando y cae en territorio cursi. En sus 110 minutos de duración, tiene una constante batalla consigo misma en decidir si irse por el camino más serio o más “cheesy”, más apegado a la producción de 1995. Y, este es uno de los mayores problemas.

Otro de los fallos, es que pone el peso protagónico sobre un personaje nuevo, creado para la película y que no conecta con la audiencia. En adición, el actor Lewis Tan no posee el carisma y presencia escénica para cargar con la historia central. Y claro, no estamos esperando Shakespeare, pero la realidad es que el departamento de las actuaciones en general resulta flojo.

Pero, no todo es negativo. Mortal Kombat sí brilla cuando tiene a los personajes clásicos de Sub-Zero y Scorpion en pantalla. Desde sus diseños icónicos hasta sus poderes especiales, ambos s tienen varios momentos para brillar y estelarizan las mejores batallas de la película. Varias líneas clásicas son dichas, múltiples movimientos especiales son hechos y unos cuantos “fatalities” son logrados en todo su esplendor sangriento y violento. El filme hubiese sido mucho mejor si hubiesen escogido a uno de estos dos personajes como protagonista de esta nueva adaptación.

Otro acierto que vale la pena mencionar, son los efectos visuales y el ‘roster’ de personajes. Desde el dragón de fuego de Liu Kang hasta los rayos de Raiden, los visuales sobresalen cada vez que se ponen en efecto los distintivos poderes. La nómina incluye a Raiden, Sonya, Shan Tsung, Jax, Kabal y más. La mayoría son de la vieja guardia, algo que definitivamente, se aprecia.

Hay mucho potencial para un mundo cinematográfico, pero el primer paso resultó a medias.