Gerardo Rivas

El intérprete promueve la salsa romántica A derretir el hielo. >Suministrada

El cantante Gerardo Rivas está decidido a implantar un cambio en la manera de hacer salsa, atemperado a la actualidad, en su nueva faceta como solista.

“Quiero lograr varias cosas y una es ser vocal al dejarle saber al público salsero y el que no lo es, que llego con una manera de hacer las cosas diferentes en el género. Me refiero en cómo proyectarme, cómo llegarle al público y el lenguaje a la hora de llevar nuestra música”, dijo de entrada Rivas, quien cuenta con 25 años de trayectoria musical.

Su visión se basa en la forma de mercadear la salsa.

“El género está muy bien y hay mucha música saliendo, pero se encuentra estancada porque no queremos entender que todo cambió a la hora de vender el producto”, aseveró.

En esa línea, reconoce el esfuerzo de los artistas urbanos.

“Hay que aprender del género urbano, que nos está dando una lección de cómo mercadear un producto. No tenemos que hacer las cosas como estos artistas, porque es otro público. Pero ya no estamos en los años 80 y 90 que todo dependía de la radio. Las redes sociales dictan hoy mucho y el contenido tienes que proyectarlo de entrada en 15 segundos, para impactar y que la gente se interese”, precisó el hijo de Jerry Rivas, de El Gran Combo.

Luego de 16 años con NG2, su carta de presentación en solitario es el tema A derretir el hielo, una salsa romántica que respaldó con un video musical.

Asimismo, se atrevió a darle toques urbanos a su propuesta, no reguetón.

“Tiene su ‘beat’ urbano, teclado, guitarra acústica. Me uní al productor Marcos Sánchez (director de Kany García), y cumplimos el cometido porque mi voz se oye completamente diferente a NG2, del que siempre voy a ser parte. Pero estoy buscando algo que marque la diferencia a mi trayectoria con el grupo”, afirmó.

A derretir el hielo será parte del disco de 11 canciones que lanzará en 2021, titulado Comenzado en cero.

“Hasta ahora estoy solo. Estuve 16 años con mi compañero Norberto Vélez, en NG2 y estoy buscando que la gente identifique mi voz en solitario. Es positivo que ambos estemos haciendo música individual”, explicó a EL VOCERO.

Cuando decidieron separarse de NG2, el pasado 24 de mayo, Rivas no pensó en ser solista, sino contemplaba producir para otros. Sin embargo, músicos, arreglistas y compositores lo empujaron a tomar el micrófono, incluyendo a su padre.

“Mi papá me llamó con el compositor Rafy Monclova, que me quería componer una canción. Le dije: no sé, escríbete algo con comenzando en cero y a los dos días cuando escucho la canción me sentí identificado. Le debo a Rafy y a mi papá la decisión de meter mano en esto”, recordó.