I Care a Lot

Eiza González, Dianne Wiest y Rosamund Pike en una escena del thriller con matices de comedia oscura. >Suministrada

La maestría en pantalla de Rosamund Pike se combina con el entusiasmo de Eiza González en el thriller con matices de comedia oscura I Care a Lot, que estrena mañana en Netflix.

La cinta del director J Blakeson, marca la primera colaboración de la británica nominada al Oscar y de la mexicana que ha dejado atrás las telenovelas para pisar fuerte en Hollywood.

Como parte de la trama, Pike da vida a Marla, quien se dedica a robar ancianos y engañar jueces para que la designen como su tutora legal, en un esquema en el que cuenta con la ayuda de su compañera sentimental Fran, interpretada por González. Sin embargo, todo cambia cuando su reciente víctima está vinculada a un gánster.

“Tan pronto leí el guion, lo primero que hice fue buscar si esto realmente sucede, y por supuesto, encontré historias horribles. Testimonios de miembros de familias que ven a sus seres queridos casi encarcelados, lejos de ellos. Su ahorros agotados, facturas astronómicas por comprar ropa interior térmica y personas cobrando $600 la hora por viajes de compras. Es robo a plena luz del día, pero sancionado por los sistemas estatales”, señaló Pike en entrevista con EL VOCERO, quien debutó en el cine como la “chica Bond” Miranda Frost en Die Another Day, en 2002.

Recordada por su actuación como Amy en Gone Girl, que le mereció la nominación al Oscar, la inteligente y calculadora Marla se le acerca.

“Es interesante la cantidad de personas que dicen tenerme miedo luego de ver esta película y Gone Girl, y creo que lo que da más miedo es que los personajes mismos son reales. Son creíbles y podrías sentir que fácilmente te podrían atrapar. Creo que siempre es extraño e inquietante cuando alguien que parece ser una persona en la que podríamos confiar, en realidad tiene una parte muy oscura y está tan vacía moralmente. Siempre da miedo y es cosa de cuentos de hadas. Ambos personajes, Amy y Marla, usan el hecho de que pueden convencer y pueden usar el tipo de cualidades femeninas tradicionales de confiabilidad, cuidado y amabilidad, y retorcerlas. Se lucen con estas cualidades y debajo realmente no son ninguna de esas cosas. Definitivamente es algo que da miedo”, añadió la ganadora del Emmy (State of the Union), reconocida además por su trabajo en The World’s End (2013), Wrath of the Titans (2012), Jack Reacher (2012) y recientemente el drama biográfico Radioactive.

Para González, la capacidad de sorpresa de la propuesta, fue uno de sus mayores atractivos.

“Saldrán pensando en los diferentes estereotipos de las mujeres, en cómo funciona el sistema de cuidado de ancianos y cuán manipulado está, y en cómo esta relación no tiene nada que ver con más que ser una relación y no porque son dos mujeres tiene que ser algo distinto. Es una película que reta mucho las normas”, advirtió la cantante y actriz.

La mexicana destacó la química con Pike, necesaria para dar credibilidad al argumento. “Tuvimos una conexión increíble e inmediata… A las dos nos importaba mucho tener una historia en donde lo importante es la relación, no la sexualidad de la una o la otra. Esto es crucial para el tercer acto de la película. De la manera en que Fran ama a Marla es tan única y especial, que creo que la gente se enamora más de Marla a través de los ojos de Fran. Y fue increíble, porque ella estaba muy abierta y cómoda también en su cuerpo. Nos sentíamos muy cómodas la una con la otra”, reveló.

Cabe resaltar que Eiza ha tenido destacadas participaciones en Baby Driver (2017), la serie de From Dusk till Dawn, y el filme de ciencia ficción Alita: Battle Angel (2019). Además, fue parte del ‘spinoff’ de Fast & Furious, Hobbs & Shaw (2019), y en marzo llegará a cines con el ‘blockbuster’ Godzilla vs. Kong.

Locations