Teofilo Torres Pateco

El actor lidera el monólogo Salió a su padre cacao. >Suministrada

El virtuoso del monólogo, Teófilo Torres, con celebradas interpretaciones de este género como A mis amigos de la locura, Papo Impala está quitao, el Maestro Pedro Albizu Campos Parte I y II, Apología de Sócrates y Wallenda, entre otros 16 de estos ejercicios, retorna a las tablas en Ponce, con la más reciente propuesta de su inspiración, titulada Salió a su padre cacao.

Torres, quien ostenta el récord de haber interpretado 22 monólogos, más que ningún otro actor contemporáneo y de 50 obras teatrales, además de 20 filmes, trae a este jíbaro del campo, de nombre Pateco, un borrachín que se expresa en versos y canta. Hace crítica social con sus décimas, acompañándole en escena verdaderos trovadores como Eduardo Villanueva, Yezenia Cruz y Ángel “Güiso” Pérez.

Este nuevo monólogo, el número 23, se presentará hoy y mañana en el anfiteatro del Castillo Serrallés, en Ponce.

“Pateco fue el verdadero sepulturero del Viejo San Juan, personaje originado por la fenecida cuentista Gloria ‘Pichi’ Alonso con el nombre de Maco, en un caso de incesto. Lo transformé en Pateco, pero le creé el dato de que cantaba décimas y la idea de que era como representante de la muerte. Viene la oración Pax Decum, en la lengua muerta del latín, que significa, la paz te acompañe. Cuando el cura lo decía y nadie entendía, el puertorriqueño lo convirtió en pateco, y de ahí la frase famosa: Se lo llevó Pateco”, precisó Torres a EL VOCERO.

El actor explica que en la Isla, convertido en refrán, significa que algo malo que puede acaecer, o caer en desgracia y otras dimensiones de la mala suerte.

En Salió a su padre cacao, pasa que el personaje del productor Medina Muñiz, interpretado por Joe Collazo, monta un espectáculo para lanzar a Pateco como trovador.

“Pero Pateco llega tarde, tiene incidencias con todo su comportamiento rebelde y a través de sus sátiras, canciones de música criolla y boleros, finalmente logra el éxito porque se las trae con sus crónicas de comedia”, desvela.

El también profesor de teatro en la Universidad de Puerto Rico, recinto de Carolina, lleva 40 años representando el monólogo de A mis amigos de la locura, pero cree lo supera por un año, un colega en México.

Sus trabajos se han visto en Nueva York, La Habana, Perú, Caracas, Moscú y Martinica.

Información en el vestíbulo del Museo Castillo Serrallés y la Librería El Candil, en Ponce.

Locations

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.