Cepillin productores

El artista y su hijo Cepi, junto a los productores de su último espectáculo en la Isla, Franchie Guadalupe y Karlo Cabrera. >Archivo/EL VOCERO>Archivo/EL VOCERO

El último concierto de Cepillín en Puerto Rico, el 1ero. de agosto de 2010, no solo marcó la vida de padres e hijos que asistieron, sino de los productores del espectáculo.

Cepillín: 40 años con el payasito de la tele, fue realizado en el Coliseo Rubén Rodríguez, de Bayamón, por Karlo Cabrera y Franchie Guadalupe “Dr. Boxing”.

De acuerdo a Guadalupe, quien desde 2008 mantuvo una amistad con Ricardo González Gutiérrez, mejor conocido como Cepillín y su familia, el artista fue hospitalizado tras haberse lastimado la espalda, evitando caerse por las escaleras de su hogar.

“Él era un ser humano especial. Ayer (domingo) hablé con los hijos porque vi el estatus de: ‘oren por mi papá’. Él hizo fuerza para no caerse y sintió un hincaso en la espalda. Horas después el dolor aumentó, lo llevan al hospital y se dieron cuenta de que se lesionó la columna vertebral, lo operan y le pusieron tornillos en la espalda. Se estaba recuperando en el hospital, pero le dio neumonía, lo entran a intensivo y muere”, relató Guadalupe a EL VOCERO.

Este creció viendo el programa de Cepillín y de ahí surgió su interés inicial en producir el espectáculo.

“Son etapas importantes en la vida de uno y fue el personaje que más me marcó de manera positiva”, afirmó.

En 2008 escribió a la página de internet del payaso mexicano y a los dos días le respondió la hija de este, Aydé González, informándole que a su papá le pareció bien la idea, que lo llamara a su hogar en Nuevo León, en México.

“Me dijo que hacía 26 años que no venía a Puerto Rico y que no tenía problema en volver; que buscara auspiciadores, montara el evento y venían. Luego me comuniqué para decirle que se me hacía imposible trabajar lo de Miguel Cotto (porque era su director de ventas y mercadeo) y lo de Cepillín a la vez. Y me dio su palabra de que no vendría con nadie más a Puerto Rico y así lo hizo en 2010”, enfatizó.

Cepillin con su Muñeco

Por cierto, conserva una de las marionetas de Pillín, que se la dejó el propio Payasito de la tele.

“Él tenía varios Pillín, pero el original que le hicieron hace alrededor de 50 años me lo dejó y me dijo: ‘quédate con él’. Pero voy a hacer las gestiones para devolvérselo a sus hijos”, dijo en referencia a Aydé, Ricardo y Franky.

Pillin

En la Isla se encuentra una de las marionetas originales de Pillín, que tiene cerca de medio siglo. >Suministrada

Mientras tanto, su colega Cabrera lamentó igualmente la partida de Cepillín.

“Es una pena. Trabajar con Ricardo fue otra cosa, es el artista más humilde con el que he trabajado, se entregaba a lo que estaba haciendo. Él nos enseñó tanto, estuvo casi un mes haciendo promoción en la Isla. Le tengo que agradecer toda la vida a Franchie que trajo la idea porque aprendimos un montón”, expuso Cabrera.

El mexicano arribó a suelo boricua con toda su familia.

“La gente no sabe, pero él conocía muy bien a Puerto Rico. Le dijimos para ponerle un carro con chofer y nos dijo que no, que le diéramos una van porque él sabía guiar aquí”, recordó Karlo.

Ambos productores lograron su cometido de evocar nostalgia con el evento.

“Logramos que los papás le enseñaran a sus hijos el payasito con el que crecieron. Hubo un vínculo bien especial porque los padres se lo disfrutaron, igual que sus nenes, porque era un payasito y la música era divertida. Los papás se volvieron niños de nuevo. Cuando Cepillín salió a escena el coliseo se quería caer”, puntualizó el también hijo de Nano Cabrera, quien dirigió su banda para acompañar al payaso.

Al terminar el show, Cepillín les dijo a las casi 7,000 asistentes que no se fueran porque les quería agradecer personalmente su presencia y los mandó a hacer una fila.

“La decencia y la magia de él eran otra cosa. Es este tipo de personas que conoces y en poco tiempo creces tanto porque ven la vida de otra manera. Luego de un concierto de casi dos horas, estuvo tres horas en la fila saludando a todos y tomándose fotos. Luego preguntó quién quedaba allí y saludó a los técnicos y la gente del coliseo. Cuando terminó de saludar a todos nos dijo: ‘Ok!, ya nos podemos ir’”, rememoró Karlo aún emocionado.

SUSCRIBETE A CEPILLIN TV AQUI EN YOUTUBE EN EL CANAL OFICIAL DE CEPILLIN , LOS MEJORES VIDEOS INFANTILES www.cepillin.tv

Su relación con Remi

De hecho, José Vega, “Remi”, fue el invitado especial del evento, que marcó el inicio de una buena amistad.

“Desarrollamos una amistad muy hermosa. Él siempre estaba pendiente a lo que estaba haciendo. Cuando cumplí los 35 años de Remi, me llamó y fue súper especial esa llamada, para seguirme aconsejando de cómo hacer mi profesión. Me dijo: ‘no te retires nunca. Los niños no se merecen que te retires’”, contó Vega a EL VOCERO.

De otra parte, el personaje infantil estuvo en los XXI Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Mayagüez.

“Un día estoy viendo por televisión un juego de baloncesto de Mayagüez 2010, y en la mitad sale Cepillín con los comentaristas, hablando del deporte”, relató Karlo para ilustrar tanto su accesibilidad como su gusto por el deporte.