Cucusa Hernandez

La exjueza contó con Carmelo Sobrino como profesor de arte. >Archivo/EL VOCERO

La exjueza y primera mujer presidenta de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, la licenciada Zaida “Cucusa” Hernández, se estrena en el ruedo sociocultural puertorriqueño, no ya dentro de su característico estilo fogoso y retante de otrora, sino como autora de más de 20 pinturas, en la exposición Imprudencias, que abre hoy, a las 7:00 p.m. en la Galería Petrus, de Miramar.

Imprudencias recoge obras en medio y gran formato, realizadas en acrílico, que revelan su reservado amor por el arte, que inició desde coleccionista, como estudiosa de apreciación del arte y luego como autodidacta, tras su retiro como abogada. Este le ha proporcionado además, paciencia y mirar las cosas desde otra perspectiva.

“En este momento de mi vida tengo 67 años y estoy retirada después de ejercer como jueza durante diez años y varios meses de servicio. Con tantos artistas buenos me siento un poco imprudente, de una parte. Pero fue con una querella que me radicaron cargos porque hablé con la prensa sin autorización, aunque no me encontraron causa. Decidieron regañarme desde el Tribunal Supremo de Puerto Rico y calificarme como imprudente y me quedé con eso. Mi profesor de arte Carmelo Sobrino, diría: ‘esta loca debe ser bien imprudente porque no me había dicho nada de esto, de hacer esta exposición”, desvela la pintora emergente.

Cucusa obra

Todo según el color del cristal donde se mira.>Suministrada

Hernández presenta un díptico y un tríptico contemporáneos dentro de una paleta abstracta, aunque exhibe unas bailarinas de ballet, con algo de clásico en los movimientos, según describe en torno a las siluetas figurativas de sus danzantes. Titulada En puntillas, representa su amor por el ballet y en la pieza pegó una puntilla y al lienzo le añadió sus propias zapatillas.

“El mundo del arte me fascina en todas sus dimensiones. Vine a aprender, compartir visiones, que los pintores me expliquen y tener intercambios intelectuales. Creo tengo que ser un poco imprudente, dado que es cada vez más difícil que te caigan en la vida más oportunidades. El juez Andrés Salas Soler y su esposa me introdujeron al tema del derecho y el arte. Tanto, que en mi biblioteca tengo más libros de arte que de derecho. Los estudios jurídicos son continuos, pero el arte es espectacular. Te saca lo bueno que hay en ti. No hay controversia política, porque hay más paz”, agregó en entrevista con EL VOCERO.

La licenciada, expresa de otro lado, que Puerto Rico se encuentra en tiempo de emergencia en un área de la isla, pero que afecta a todos por igual. Agrega además, que llamar a una protesta y dejar el espacio vandalizado, lleno de grafitis y basura, va contra el mismo pueblo.

Cucusa obra 2

El acantilado. >Suministrada

“Eso es sintomático de una sociedad enferma. Eso no es libre expresión, como tampoco podemos anticipar un terremoto. Ahora resulta que son siete los almacenes, todos de 2018, con materiales de salvamento. Al pueblo se le debe explicar qué pasó, con detalles. Hay que hablar. Todos parecen impunes. El gobierno tiene que explicar con claridad lo que sucedió, no echando culpas, sino con pruebas. Todos tenemos algo que aportar porque no hay tranquilidad. Nos debemos una autoreflexión y asumir responsabilidad para que nada incite al odio o la violencia”, precisó la letrada.

Mientras, el maestro Sobrino considera como buena señal, que Hernández se haya interesado en tomar sus talleres de expresión creativa en el arte.

“Es un logro suyo porque la gente que está en la política nunca les he visto interesados en trabajar en un taller de arte. Ella es participante del Grupo de Italia de Guaynabo. Hizo un buen trabajo y me siento contento por aportar en su educación artística. Con los talleres se desarrollan formas nuevas y pueden tener una comprensión mejor de la abstracción de la realidad”, comentó Sobrino.

Locations