Victoria Espinosa

La dramaturga falleció a los 97 años. >Archivo/Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

Tras rendirle honor las autoridades y el claustro de la Universidad de Puerto Rico (UPR), el pasado viernes ante sus cenizas, en el mismo escenario donde escenificó decenas y decenas de sus direcciones y experimentos teatrales, la Dra. Victoria Espinosa entró a su derrotero final, en el Atrio de los Nichos del cementerio María Magdalena de Pazzi, del Viejo San Juan.

En una ceremonia familiar, encabezada por sus hijos Luis Antonio Maisonet Espinosa, Sol Victoria Maisonet Espinosa y su nuera Lucy Medina, acompañados de un reducido círculo de amigos y familiares agradecieron el apoyo recibido.

“Les exhorto a que continúen el gran legado de mi madre de seguir haciendo buen teatro, de defenderlo y preservar la cultura puertorriqueña”, expresó su hijo. Mientras, Sol se solidarizó con el mensaje, destacando la vida de lucha de su madre, quien dio todo por el arte.

Jerry Segarra despidió la jornada interpretando Preciosa de Rafael Hernández, mientras sus hijos depositaban flores y la urna de cenizas en el nicho. Al final, exclamaron: ¡Viva Vicky!, ¡Viva el teatro! y ¡Viva Puerto Rico!.

Mientras que ayer, en el teatro que lleva su nombre en la calle del Parque de Santurce, se dio cita un nutrido grupo de histriones, que a través del tiempo habían intervenido en sus obras, así como músicos, bailarines y declamadores. En el evento hubo hasta bomba como fue su deseo, según expresara José Martínez, presidente del Colegio de Actores de Puerto Rico. Choco Orta, Idalia Pérez Garay, Luis Enrique Romero, Ramón Saldaña, Belén Ríos, Anamín Ortiz, Iris Miriam Ruiz, Edgar Quiles y Félix Díaz, también se dieron cita.

Una curiosa visita la constituyó el reparto de la obra musical Isla Antillana de Tere Marichal, que Espinosa dirigió con actores empleados del servicio público puertorriqueño y que llevara a Sevilla como parte de las actividades de la Expo 92, y luego a varias ciudades de Estados Unidos y de la Isla.

La dramaturga Alina Marrero recordó que participar en los montajes de Espinosa incluían ensayos que podían llegar hasta las 7:00 a.m., pero que se trataba de una disciplina.

“Ha tenido Victoria una salida brechtiana en un país donde unos pocos quieren ser millonarios cuando ella se ha dedicado toda su vida a dar. Ella, en realidad con su ejemplo como artista, nos entrega la catarsis sonadora del espíritu”, declaró Segarra.

La actriz Sandra Teres radicada en Los Ángeles, recordó cuando la dramaturga sacó el primer montaje de Los soles truncos de René Marqués, fuera de Puerto Rico hacia España, protagonizando Madeline Willemsen, Gilda Galán y su madre, Sandra Rivera en 1964.

“Ella también la dirigió en Yerma de Federico García Lorca, y Locura de amor y siempre fueron muy buenas amigas. También fue mi maestra en la UPR y para todos, ella era la madre por excelencia de los teatreros”, resumió sobre la directora teatral, fallecida el pasado 6 de julio, a los 97 años.

Locations

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.