Lo Ultimo en la Avenida

Imagen del disco que saldrá a la venta el 22 de octubre. 

Una joya para otra joya. Un disco de vinilo de 180 gramos -más resistente y estable- será el hogar de una nueva versión del álbum “Lo Último en la Avenida” que el 22 de octubre cumple su 50 aniversario.

La obra musical destaca éxitos del célebre cantante y compositor puertorriqueño Ismael “Maelo” Rivera, uno de los más grandes soneros de la salsa.

El boricua publicó once álbumes de estudio a lo largo de su carrera, y su tercer disco “Lo último en la Avenida”, grabado en 1971 con el percusionista Francisco “Kako” Bastar y su orquesta, se considera una joya musical. 

“Kako” fue uno de los congueros más populares en Nueva York y Puerto Rico durante los años 60 y 70.

El disco abre con "Mi Negrita Me Espera" y sigue con “Lo Ultimo En La Avenida”, “Cantar Maravilloso”, “El Truquito”, “El Cumbanchero”, “La Cumbita”, “Moti-Agua” “Entierro A La Moda”, “Siete Pies Bajo La Tierra” y “Lleva Y Trae”.

La reedición del 50 aniversario ha sido remasterizada a partir de las cintas maestras analógicas originales por Kevin Gray en Cohearent Audio y prensada en vinilo de 180 gramos para su edición por Craft Recordings.

"Este lanzamiento forma parte de la iniciativa de Craft Latino de presentar reediciones en vinilo de alta calidad de los LPs más preciados del catálogo de Fania", dijo la casa musical al hacer hoy el anuncio. 

"El icónico álbum también se publicará por primera vez en formato digital de alta resolución, incluyendo los formatos 192/24 y 96/24". El disco ya puede pre-ordenarse junto con una camiseta-homenaje. 

Ismael Rivera, nació el 5 de octubre de 1931 en Santurce. Fue bautizado como "El Bárbaro del Ritmo" o “El Gran Sonero” por el maestro Beny Moré, un artista cubano excepcional que reconoció el talento para la improvisación que tenía “Maelo”.

El artista se crió en la calle tras abandonar sus estudios y vivió de lustrar zapatos y de trabajar como carpintero. Por las noches tocaba música y cantaba con los niños del barrio.

Debutó como cantante en 1954 tras enlistarse y ser dado de baja del Ejército de Estados Unidos por no hablar inglés. 

La Orquesta Panamericana de Lito Peña lo vio nacer como artista y “Chacha in blue” y “Charlatán” fueron dos grandes éxitos. 

En 1955, se sumó a “El Combo” de Rafael Cortijo, su amigo y compadre. 

Su ritmo y su música cruzaron hasta Estados Unidos donde hizo reiteradas giras, pero donde también tuvo sus caídas al ser acusado por posesión de drogas en Kentucky y tener que cumplir una condena de 4 años de cárcel.

Cuando salió de prisión en 1966, lo esperaba un contrato con la disquera Tico, una casa musical de la Fania. 

Cantó con el maestro Tito Puente, Bob Marley y grabó canciones de Tite Curé. Dio conciertos en el Carnegie Hall y para 1979 era considerado uno de los músicos mejor pagados junto a Celia Cruz. 

Murió de un infarto a los 56 años en la tarde del 13 de mayo de 1987. Había grabado 11 álbumes de estudio:

  • De Colores (1968)

  • Controversia (1969)

  • Lo Último en la Avenida (1971)

  • Esto Fue lo Que Trajo el Barco (1972)

  • Vengo Por la Maceta (1973)

  • Traigo de Todo (1974)

  • Feliz Navidad (1975)

  • Soy Feliz (1975)

  • De Todas Maneras Rosas (1977)

  • Esto Si Es lo Mío (1978)

  • El Sonero Mayor (1980)

Además, se habían editado decenas de compilaciones y había conseguido numerosos éxitos tropicales. Su música hablaba de amor y denunciaba la injusticia social y el racismo, pero tambien ponía en alto el orgullo negro. El 5 de octubre se celebra en Puerto Rico el Día de Ismael Rivera. 

A 34 años de su muerte y 50 de aquel disco mítico, su voz vuelve a sonar de la mano del vinilo.