José Correa Vigier

José Correa Vigier junto a la obra de Cossette Zeno, Steppin Out, de 2009. >Suministrada

Desde que el estudiante José Correa-Vigier decidió montar la exhibición En el camino al Mirador Azul, en la Galería de Arte de la Universidad del Sagrado Corazón en 2014, siguiendo los lineamientos de su tesis sobre el surrealismo en Puerto Rico, su compromiso con este movimiento ha sido tan cabal, que el Museo Metropolitano de Nueva York (MET) lo invitó a integrar sus estudios boricuas sobre este movimiento de arte con los suyos.

“Recibí invitación en agosto 2019 del MET para presentarles mi investigación sobre el surrealismo en Puerto Rico y el Mirador Azul. Buscaron mi contacto en el trabajo que había hecho y comenzó a tomar forma en torno a lo que lo que se iba a exponer en Nueva York. Les di mi investigación, fotos, documentos, catálogos, la selección de piezas surrealistas en la isla, y después de un tiempo evaluaron mi investigación y decidieron incluirla en el catálogo de la exhibición Surrealism Beyond Borders, que abre el 11 de octubre en el Museo Metropolitano de Nueva York; y en febrero de 2022 en el Museo Tate Modern de Londres”, adelantó en entrevista con EL VOCERO.

Luis Maisonet

Barrio bohemio, óleo sobre tela de 1950, de Luis Maisonet Crespo. >Suministrada

La exhibición está bajo la dirección de la Dra. Stephanie D’Alessandro, curadora de arte moderno en el MET y el Dr. Matthew Gale, jefe de exhibiciones del Tate Modern de Londres.

Era muy poca la información sobre el surrealismo en Puerto Rico. No había bibliografía y las pinturas tampoco aparecían. Por lo que Correa-Vigier decidió preparar una investigación sobre el tema y asumió como una responsabilidad destacar a artistas comprometidos con una nueva contemporaneidad.

Eugenio Fernández Granell

Los limones voladores de Eugenio Fernández Granell. >Suministrada

“Me llamó mucho la atención sobre la actividad artística que se produjo en San Juan con la llegada del exiliado español Eugenio Fernández Granel en 1950, cuando desarrolla una escuela surrealista y modernista en la Universidad de Puerto Rico y con el taller Mirador Azul fuera del campus. El tema del surrealismo en Puerto Rico era prácticamente una memoria en la historiografía del arte nacional y no se había estudiado. No obstante, se destaca a Granell como un artista viajero, quien llevara el genio del surrealismo a diferentes sitios”, resaltó el investigador.

Cossette Zeno

De Cossette Zeno, el óleo sobre tela de 1954, Tocando el tiempo. >Suministrada

“El tema dedicado a Puerto Rico en la galería del Sagrado Corazón les llamó mucho la atención a D’Alessandro y Gale, por lo que decidieron integrarlo a la exposición. Empezamos a trabajar en mi escrito y tomó mucho tiempo escribirlo, editarlo y terminarlo”, abundó.

Puerto Rico tendrá un espacio en el contexto internacional de esta exhibición, en la que se reconoce la importancia de los artistas surrealistas puertorriqueños y el colectivo artístico El Mirador Azul.

Frances del Valle

Medio mixto de Frances del Valle. >Suministrada

Cuatro artistas boricuas expondrán sus obras junto a Eugenio Fernández Granell: Luis Maisonet Crespo, Frances del Valle, Rafael Ferrer y Cossette Zeno.

Entre todo ese camino, Correa-Vigier encontró a otros surrealistas del patio como Roberto Alberti “El Boquio”, José María Lima, Myrna Espada, Juan Cossio, Nydiana Font, Gustavo López, Jorge “Lopito” López, Octavia “Tavin” Maldonado, Miguel Ángel Ríos, Julio Rosado Del Valle, Ernesto Ruiz de la Mata y Víctor Sánchez, candidatos a estudiarse.

Rafael Ferrer

Ciertas vagas criaturas, de Rafael Ferrer. >Suministrada

“Las exhibiciones de Nueva York y Londres irán más allá de una narrativa centrada en el surrealismo creado en París, para arrojar luz sobre la importancia y el legado del surrealismo internacional. Al hacerlo, ofrecerá nuevas perspectivas sobre cómo el surrealismo resultó útil para la libre expresión de artistas en diversos países. Puerto Rico ocupará un sitial importante entre los países que forman parte de esta exhibición como Colombia, Irán, Egipto, Japón, México, Rumania, Siria, Tailandia y Turquía”, remarcó Correa-Vigier.