Madison

Madison Anderson, primera finalista en Miss Universe. 

ATLANTA, GEORGIA — Miss Universe (MU) 2019, la sudafricana Zozibini Tunzi, “no cumple con los parámetros de una reina de belleza”, de acuerdo al análisis del conocedor de certámenes, Carlos Vélez.

Esta joven de 26 años, de cabello corto afro, orgullosa de su tez negra y muy elocuente, le ganó a Madison Anderson Berríos, Miss Universe Puerto Rico (MUPR) 2019, quien resultó primera finalista.

De esta manera, la organización del certamen tiene una reina con una belleza completamente diferente a lo acostumbrado, aunque sí había coronado a mujeres negras.

“Está rompiendo con los estereotipos, pero la organización de (la empresa IMG) está cambiando totalmente lo que se buscaba en los tiempos de antes en los concursos. La niña —aunque se exprese muy bien— para mí no cumple con los parámetros de una reina de belleza. Si la ves por la calle jamás vas a decir que es una Miss Universo, no te volteas dos veces a mirarla. Es una niña linda, pero para mí no es una Miss Universo”, insistió Vélez a EL VOCERO.

Sobre qué considera carece la nueva reina, enfatizó “le falta belleza, imponencia. Tuve la oportunidad de tomarme una foto con ella y no la encuentro atractiva. Sí contestó muy bien, no sé si el hecho de que estamos en Atlanta, Georgia, le ayudó para la corona. No es que sea un mal perdedor, pero Madison lo hizo perfecto, se vio exquisita, como la reina, era la que tenían que haber coronado”, insistió.

Asimismo, recalcó que no necesariamente la elocuencia de las reinas ha traído beneficios económicos a la organización.

“Las pasadas cinco reinas dónde se han visto. Catriona (Gray) fue de las Miss Universo que menos viajó, estuvo mayormente en Nueva York. Eso no le genera ningún beneficio, no factura. La reina tiene que ser llamada por todas las organizaciones para que corone a la reina entrante”, dijo el boricua.

El equipo de MUPR envió una candidata lista para ser coronada por su preparación, experiencia y porte. Sin embargo, Sudáfrica sorprendió al ser electa, aunque figuraba entre las favoritas.

“Cuando comparas a Madison con la ganadora, se la lleva por mucho en belleza, imponencia y ‘total look’. No sé qué está buscando la organización de IMG, que ya tiene dos de Sudáfrica, dos de Filipinas y una de Francia. Ellos dijeron que iban a buscar variedad de otros continentes, pero se están yendo por lo mismo”, detalló.

Vélez cuestiona cuándo las Américas tendrán a una MU bajo la organización IMG. “Los fanáticos —especialmente los latinoamericanos— estamos un poco disgustados con la organización”, indicó.

Los seguidores de los concursos invierten en la compra de boletos de avión, taquillas para los eventos, comida, hotel, etc.

“Es un gasto grandísimo. Son $3,000 a $4,000 mínimo por persona, por estar aquí”, precisó.

Se gesta boicot

Sobre qué pueden hacer como latinos para dejarse sentir en la organización, Vélez expresó que “hay un rumor de que los latinos quieren unirse y hacer el ‘hashtag’ NoMoreIMG. De mi parte no estará posteado en mis redes porque a la larga puede hacerle daño a la candidata de Puerto Rico que enviemos en un futuro”, estimó.

Por otra parte, se escucharon comentarios con insistencia de que les cedieron los estudios de Tyler Perry a MU, pero con la condición de coronar a una mujer negra.

“No creo que sea cierto. Lo que sí tengo entendido es que el concurso se iba a celebrar en Cape Town (capital de Sudáfrica) en noviembre. Estaba todo cuadrado y no se dio por cuestiones de logística. No sé si ese fue un factor que le dio la corona”, mencionó Vélez, previo a añadir que se rumora que en 2020 el concurso será en Sudáfrica.

De otra parte, Vélez reveló si considera que el jurado se equivocó. “Estoy seguro que si ponen a un hombre en el jurado, la reina sería Madison porque como varón veo la diferencia entre una mujer imponente como ella, con la belleza de la candidata de Sudáfrica. Si las comparo por belleza y proyección, fue un error (del jurado); no estoy contento con la selección. Madison es más mercadeable que la actual Miss Universo”, precisó.

Locations