Angel Ivan Rivera

La retrospectiva puede apreciarse en la New Concept Barbershop and Art Gallery de Orlando, Florida, bajo el mando de Ángel Iván Rivera Morales. >Suministrada

Como una historia salida de un libro de cuentos. Así describió Ángel Iván Rivera Morales, director del espacio alternativo New Concept Barbershop and Art Gallery, en Orlando, Florida, el rescate de la obra pictórica del pintor cialeño Valentín Tirado-Barreto, en el estado de Connecticut.

En realidad, se trata del producto de un compromiso por devolver a la humanidad un arte perdido, olvidado, que no solo pertenece a una tradición, sino a un colectivo con identidad universal.

Esta historia comienza al fundar su galería, luego de atestiguar una migración boricua multitudinaria hacia la Florida, tras el paso del huracán María en septiembre de 2017. Su objetivo prioritario entonces, se constituyó en abrir puertas para artistas emergentes y establecidos, como les expuso sucesivamente en su espacio galerístico.

Artista diaspora

El acrílico sobre lienzo La rebelión de los esclavos, fue una de las 30 obras recuperadas.

Desfilaron obras de artistas como Pedro Brull, José Sánchez, Yasir Nieves, Denisse Berlingeri, Patrick McGrath, así como pintores de gran envergadura como José Oliver, Augusto Marín, Rafael Rivera Rosa, Jaime Romano, Martín García y Carmelo Fontánez, que formaron parte de exhibiciones itinerantes en centros emblemáticos de arte.

“Recibí en Orlando la visita del artista Felipe Andiarena —de padres puertorriqueños y criado en el pueblo de Willimantic, en Connecticut— quien buscaba compartir la historia del ser humano que se encargó de su crianza y la de sus hermanos. Se refería a un artista oriundo de Ciales, Valentín Tirado-Barreto, graduado de la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico, en 1974. Este dedicó su vida a educar y hacer su aportación al campo de las artes en esta comunidad hasta su fallecimiento en 2011”, declaró el también curador en entrevista con EL VOCERO.

Artista Diaspora autoretrato

Autoretratode 1982.

Andiarena contactó nuevamente el año pasado a Rivera Morales y esta vez le contó la visita que hiciera a donde se hallaban las obras en el pueblo de Newington. Trajo su diploma de graduación, una pequeña pintura de un niño esclavo, varias ilustraciones escolares con temas alusivos a las costumbres puertorriqueñas, una libreta de bocetos y un libro escrito por Laura Meneces, viuda de Pedro Albizu-Campos. Esta nueva información provocó que el también artista abstracto, hiciera una propuesta a la familia para rescatar las obras.

Fue con el inicio del nuevo año, el 1ro de enero de 2019, que partió en un viaje de varios días en automóvil desde Orlando a Connecticut.

A su arribo al pueblo de Newington, le mostraron el lugar donde se encontraban las obras. Según reconoció, no estaba preparado para el hallazgo.

Un hallazgo inimaginable

“Eran sobre 30 pinturas, dibujos, retratos, instrumentos musicales, vitrinas antiguas y otros artículos que aguardaban ser encontrados. Entre ellos el mencionado retrato de la líder comunitaria Yolanda Negrón. Algunas de las obras recuerdan a su natal Puerto Rico desde la nostalgia; otras muestran la pasión que sentía el artista por la música, varias reflejan su admiración por el deporte y sus exponentes”, detalló el director de la galería.

Artista diaspora lapiz

Lucha, acrílico sobre acetato de 1992. 

“Entre las obras también había retratos de algunos familiares cercanos. Sus trazos dinámicos y llenos de movimiento, recordaban la obra de maestros como Lorenzo Homar y Augusto Marín. Conocí a su amiga Catina Cabán, quien me guió a todos los lugares donde Valentín había dejado obras, incluyendo su propia residencia”, abundó.

Rivera Morales recuperó la mayoría de estas obras y documentos en una noche, cuya temperatura era menor a los 40 grados. A la mañana siguiente, luego de una oración, emprendió su regreso a Florida. Mas, esta vez con la misión de dar a conocer el legado del artista Valentín Tirado-Barreto, maestro del arte puertorriqueño en la diáspora.

Como curador, se sumergió en un proceso de investigación para reconstruir la historia de Valentín, quien estudió con conocidos pintores puertorriqueños como Fran Cervoni, Rafael Ríos Rey, José Alicea y Luis Hernández Cruz. Estudió en los 80 David Leffel, en la Arts Students League de Nueva York y obtuvo una Maestría en Ciencias en 1986 de Eastern Connecticut State University.

“Estuvo intrigado a los antiguos maestros del periodo barroco y rococó, incluidos Rubens, Jacobo Jordaens, Caravaggio, Tiepolo y George De La Tour y los conceptos de luz y sombra, diagonal y diagonal transversal de las composiciones. Estos aspectos se persiguen agresivamente en su obra. Su trabajo también está bajo la influencia de la Teoría de las luchas sociales y las artes de David Alfaro Sigueiros”, precisó.

diaspora dibujo a lapiz

Dibujo a lápiz, 1975.

“El arte de Tirado es una consolidación de la práctica y el método clásico combinados con el movimiento contemporáneo del movimiento y las técnicas de color. En su etapa temprana abundan los dibujos a lápiz sobre escenas campesinas, donde se aprecia un gran dominio de la línea y la composición. La mayoría de los dibujos reflejan el Puerto Rico de la época, especialmente el de tierra adentro”, observó.

Otras apreciaciones curatoriales denotan que hay acrílicos de los años 80, que sugieren que el artista seguía trabajando con el paisaje de Puerto Rico ya estando en Connecticut. Sin embargo, luego de su experiencia en New York Arts Student League, su pintura dio un giro total.

“El claroscuro empieza a dominar la paleta y el tratamiento del medio así mismo evoluciona. De esta época sobresalen un autorretrato y una pintura donde se aprecia una muñeca con peluches. Aunque muchas de las obras no contienen la firma del artista, ni la fecha, hay un grupo de obras en tela de gran formato que en su mayoría tratan temas relacionados a la historia y cultura puertorriqueña”, abundó sobre lo que considera la aportación más importante del fenecido pintor.

“Entre ellas hay tres telas de gran formato, donde el artista elabora su versión de hechos históricos como la rebelión de los taínos, la muerte de Salcedo y la rebelión de los esclavos. Estas obras, cuyas composiciones son audaces en extremo, reflejan las inquietudes de Valentín y su necesidad de aportar a la historia y la cultura de su amado Puerto Rico”, subrayó.

Este concluye que tanto la vida como la obra de Valentín, constituyen un claro ejemplo de los retos y preocupaciones a los que se enfrenta el artista que emigra de su lugar de origen para establecerse en una comunidad extranjera. La huella que dejó en Willimantic, manifiesta, es una muestra inequívoca del impacto y la importancia que tienen los artistas de vocación en la sociedad.

La retrospectiva Al rescate de Valentín Tirado-Barreto: Un maestro puertorriqueño en la diáspora, inauguró el pasado fin de semana en la New Concept Barbershop and Art Gallery, en Orlando, Florida.

Locations

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.