Documental gallos

El rodaje comenzó en noviembre 2019 y se extendió hasta enero 2020 con locaciones en Washington DC, Cayey, Caguas e Isla Verde. >Eric M. Rojas/Suministrada

La productora puertorriqueña Nadia Barbarossa, realizadora de los filmes Sol de medianoche, del novelista Edgardo Rodríguez Juliá, y La última gira, basada en la vida y obra del legendario cantante Daniel Santos, así como de los documentales Juan Meléndez 6446, sobre los corredores de la pena de muerte en los Estados Unidos, presentará del 26 de noviembre al 1ro de diciembre en el Festival de Cine de Mérida y Yucatán, en México, su más reciente documental, Gallos de pelea: La última temporada.

“Mi interés era más bien continuar proyectos fílmicos en Puerto Rico sobre temas que proyectan nuestra cultura. En este de los gallos de pelea no pasamos juicio en el documental para presentar las dos caras de la moneda. Comenzamos las semanas antes de que estuviera la ley agrícola federal de 2018, que prohibía a los 50 estados estas peleas e introdujeron una enmienda para prohibirlas en los territorios. Capturamos el efecto de la ley federal e hicimos un retrato de las galleras, los galleros y su sentir en cuanto a lo que estaba pasando”, explicó Barbarossa.

A dos días de entrar en vigor la prohibición federal el 20 de diciembre de 2019, sin embargo, la gobernadora Wanda Vázquez Garced firmó dos medidas que permitirían las peleas de gallo en Puerto Rico, desafiando la prohibición aprobada por el Congreso federal de Estados Unidos. Se aprobaron el PC 2330 y la RC 459. El primero ordenaba una moratoria de cinco años, que fuera diligenciada por la comisionada residente, y la resolución, conocida como Ley de Gallos del Nuevo Milenio, extendía por dos años la licencia para operar galleras sin que dicha actividad interfiriera con el comercio interestatal. Esta actividad lleva cuatro siglos en la isla y genera cerca de $18 millones al año y emplean unas 27 mil personas.

“Nunca se pudo enmendar la ley federal, aunque la ley local redefine el comercio para seguir operando. El documental presenta, de una parte, el sentir de los galleros como deporte, tradición y lo que ellos entienden es parte de su cultura. Mientras que de otro lado, están los defensores de los derechos de los animales en general, quienes consideran esta actividad como muy cruel al dejarlos pelear hasta morir. El documental recoge lo que está pasando en las galleras, la historia de los gallos en la isla, las manifestaciones de los grupos de los galleros para tratar de frenar la ley federal, aunque sigue la misma ley”, amplió la productora en entrevista con EL VOCERO.

El rodaje comenzó en noviembre 2019 y se extendió hasta enero 2020 con un equipo de cinco cineastas. Las locaciones fueron en Washington DC con políticos y cabilderos de los gallos, Cayey, Caguas, Isla Verde y varias galleras. El documental es dirigido por Roberto JC González Homs y Carlos Aponte, bajo la producción de Barbarossa. La cinematografía está a cargo de Josué Rivera Ríos. El documental fue posible gracias a los incentivos contributivos de cine que ofrece el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio. Las compañías productoras son Bitten y 24RJC Productions.

Otros proyectos de Barbarossa son Worldwater, que trata del colapso del sistema de acueducto tras el huracán María y el uso de energía renovable, que además de ayudar al ambiente, asiste al agua potable. También produjo, entre otros proyectos, uno de los episodios de She’s Got to Have It, de Spike Lee, para Netflix.