Edgar Abraham

El compositor fusiona la música clásica con ritmos caribeños. >Josian Bruno/ EL VOCERO

En busca de un sonido más allá de la música, el saxofonista Edgar Abraham pone a consideración del público su disco número 20, titulado Caribe, con el que celebra dos décadas de carrera y consigue una síntesis de ritmos de toda la región, en una fusión de jazz, en la que se lanza como vocalista.

“Han sido muchos años de música creativa y se llama Caribe al constituirse en una gama de estilos musicales desde la música clásica, de vanguardia, hasta la música enfocada en el jazz latino y los ritmos caribeños”, explicó el músico en entrevista con EL VOCERO.

“Estamos haciéndole un homenaje al Caribe desde el songo cubano, la guaracha boricua, los palos dominicanos, los tambores batá y hago unas ejecuciones a modo de vocalista, pero muy de lleno en el jazz Caribe, explorando la alegría de lo que nos toca”, añadió quien logró salvar la producción del huracán María, aunque “perdimos el estudio y salvamos los instrumentos”, explicó.

Caribe lo considera una síntesis en la que plasma en ocho temas sus tendencias de música clásica que nunca abandona, pero incorporando el elemento de las improvisaciones y la estructura de composición como sucede en el tema Olocún, con tres tambores batá, que trata de una ceremonia a Yemayá, fusionada con el saxofón clásico y el canto.

“En gran parte, en los temas, grabé todos los instrumentos”, detalló al tiempo que destaca uno de sus conciertos más significativos: Edgar Abraham: Unique, A Musical Journey, realizado el año pasado en el Carnegie Hall de Nueva York.

“Fue una experiencia inolvidable, con un talento musical excepcional y que marcó otra próxima trayectoria de décadas”, matizó.

Para la prestigiosa sala, el boricua presentó diez piezas de su autoría, entre las que encontraban Pa la Guinda, una guaracha caribeña con influencia de música clásica y armonías del jazz; La orilla, recreando el mar con la plena puertorriqueña; El Cabaret, música clásica jugando con distintos ritmos; A Galicia, un formato de rumba flamenca; La cordillera, un huapango que se toca mucho en Los Andes y en los campos boricuas en ritmo de llanera y El barranco, una obra ligada al jazz latino con influencias clásicas y de la música puertorriqueña.

Edgar Abraham 2

“Con orgullo presenté el seis ‘montebello’ de Utuado, que es una versión como si fuese un seis mapeyé en tono mayor, con el mismo formato del seis, pero con arreglo de jazz. Esta es mi influencia musical de la costa y el norte montañoso de Corozal, que he incorporado al jazz americano con nuestras vertientes históricas”, contó.

Entre las piezas más destacadas en Caribe figuran La nena del barrio mío, La marea, La Wawa, Guaguancó y Para ti. Cuenta con la participación del cantante Willito Otero, la vocalista Tanisha López y Norberto Robles en los coros. También intervino el padre del artista, Edgard Marrero Cotté, en la trompeta.

A lo largo de su carrera ha obtenido tres Latin Grammy y varios premios Grammy, así como múltiples nominaciones a los Premios Emmy.

A su primer disco, My First Steps, que grabó a los 16 años, le siguieron Wine Sax, Saturno, Latino Jazz, Jazz campesino, Saturno Latin Jazz Project, Atmosfehra, Contemposerial Sax Quartet y EA Clásico, entre otros, así como una compilación de cinco discos en Jazz Quintuplets.

Locations

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.