Natalia Jimenez

La cantante española no ve desde finales de febrero a su hija personalmente. >Archivo/EL VOCERO

Algo temerosa, aunque optimista para poder volver a su hija, la intérprete española Natalia Jiménez espera por los resultados de su prueba de Covid-19 en México, adonde pudo llegar el jueves procedente de España.

Desde febrero estuvo en su natal España como jurado del programa Operación Triunfo (OT), sin su niña Alessandra Trueba, que está en Miami con el papá.

“Vine a México porque de repente se empezó poner muy feo en España. Me dio miedo que no me dejaran salir del país. No encontré vuelos para irme a Miami, encontré para México y aproveché para hacerme la prueba. Estoy esperando el resultado para regresar a Miami, es una pesadilla de logística”, explicó.

El análisis se lo práctico el viernes y en cualquier momento podría tener los resultados. A preguntas sobre si teme estar contagiada, comentó “claro; pero me siento bien, me falta un poco el aire, imagino que es porque aquí en DF estamos alto”. Por lo pronto, ninguno de sus familiares en España y en Estados Unidos se ha infectado.

Lo que más “extraña a horrores” de este período de cuarentena es a su unigénita de tres años.

“Llevo desde finales de febrero que no la veo en persona. Es horrible, si Dios quiere la semana que viene la tengo conmigo”, auguró a EL VOCERO.

“La música no está en cuarentena”

Respecto a sus conciertos, solo le cancelaron uno privado, los demás fueron aplazados.

“Sí, económicamente eso es un susto porque también el programa (OT) de televisión se canceló. Nos hemos quedado en ascuas, sino me voy al metro a tocar sola, no pasa nada”, indicó entre risas.

Entre tanto, alegra a sus fans con su nuevo sencillo, llamado El lado izquierdo de la cama, que iba a lanzar en OT.

“La música no está en cuarentena, seguiremos sacando música aunque todo esté malo y así nos vamos recuperando”, señaló.

El tema es de la autoría de Claudia Brant y Pablo López.

“Habla de ruptura, cuando no quieres estar más con una persona y lo que se siente. Sigue siendo una pérdida porque esa imagen del otro lado de la cama está vacía. Es doloroso y gratificante a la vez. Se me hizo muy dramático y me gusta más el drama, y la escogí. Raras veces canto canciones de otros autores”, reconoció.

Jiménez está conectada con sus seguidores para sobrellevar unidos esta pandemia, que mantiene al mundo en distanciamiento social. “Trato de seguir en contacto, hacer directos y cosas con ellos para pasarlo lo mejor posible desde casa. Ahora no nos ven en conciertos y nos hemos quedado sin programas donde presentarnos. La situación es muy complicada para nosotros, que trabajamos con masas”, puntualizó la voz de Creo en mí.

Sin embargo, ve el lado positivo pues “lo que me está gustando del coronavirus es que muchas familias están reunidas. Es bonito que está cuarentena nos ha juntado y hecho más fuertes”.

Locations