Pro Arte Musical homenaje Barasorda

Los cantantes César Méndez Silvagnoli, Natalia Santaliz, Odemaris Ortiz Pastrana y Rafael Dávila, junto a la viuda y cuñada del artista. >Suministrada

Pro Arte Musical, con 88 años de establecida, celebra virtualmente mañana, a partir de las 6:30 p.m., el Homenaje a Barasorda, donde se rendirá honor a la trayectoria del excepcional tenor Antonio Barasorda, fallecido en 2018.

En la jornada, se repasará su obra, sus mentorías y legado en las casas de óperas más icónicas del mundo, al tiempo que se contextualizará su importancia en la historia del arte puertorriqueño.

“Convergen en este evento nacional e internacional su historia y aporte a la música clásica de Puerto Rico. El concierto es una combinación de narración y la historia que cuentan desde el corazón los artistas, quienes fueron sus estudiantes y hoy son profesionales. Se escucharán anécdotas de familia y un paseo fotográfico en la antesala de la actividad, que responden a distintos momentos de su memoria”, adelantó Myrna Rivera, presidenta de Pro Arte Musical.

Añadió que “todo se hizo en el Centro de Bellas Artes de Santurce... la grabación, el montaje y su conceptualización. El público amante de esta experiencia musical no solo verá un joya, sino que se sorprenderá con la forma cómo quisimos entrar a su vida con el acervo artístico que legó”.

Figuran en este concierto la soprano Natalia Santaliz quien, además, participó en la idealización de esta representación, la mezzo-soprano Odemaris Ortiz Pastrana, el barítono César Méndez Silvagnoli y el primer tenor Rafael Dávila, con la presentación del conductor, cantante y libretista José Camuy.

Participará también el maestro pianista Pablo Boissen, quien acompañara a Barasorda en diversos escenarios, dirigiendo los coros de las primeras producciones de Teatro de la Ópera, casa productora que fundara Barasorda en 1981. También acompañó a sus alumnos del Conservatorio de Música de Puerto Rico (CMPR), donde Barasorda ejerció por 11 años.

De otra parte, también participa Lola Barasorda, viuda del fenecido artista.

“El propósito principal de este magno concierto va más allá de hacer un tributo póstumo para enaltecer su obra y trayectoria, sino que podamos a través de esta producción, dar a conocer aun más y ser partícipes de todo este esfuerzo. Esto es salvaguardar su trayectoria y logros a través de sus interpretaciones y que sirva de inspiración y ejemplo a las nuevas generaciones de cantantes líricos que se van levantando en la Isla. El concierto trata de selecciones de arias emblemáticas suyas interpretadas por sus cuatro cantantes exalumnos, y escuchar cómo cada uno rescata y comparte con la audiencia sus vivencias y experiencia profesional con el maestro Barasorda”, estableció Camuy en entrevista con EL VOCERO.

En sus cuatro décadas de canto profesional, Barasorda se inició en la Real Escuela Superior de Canto de Madrid, España. Al transcurrir el tiempo, este cantó teatro lírico y óperas en los escenarios occidentales más importantes y exigentes como el Teatro Colón de Buenos Aires, el Teatro de la Zarzuela, Théâtre de Champs Elisées de París, La Fenice de Venecia, Staatsoper de Zurich, Semperoper de Dresden, Carnegie Hall, New York City Opera, Washington Opera, Opera de San Francisco y el Metropolitan Opera House, debutando en este último en 1994 y constituyéndose en cantante titular.

En enero del 2000 interpretó por primera vez el papel de Otelo, su carta de presentación en Montreal, San Francisco, Puerto Rico, Miami, Palm Beach, Aspen, Cleveland, Ciudad de México, Toluca, Baltimore, La Plata y Carnegie Hall. En noviembre de 2004, se convirtió en el primer tenor puertorriqueño en cantar la obra maestra de Wagner, Tristán e Isolda, convirtiéndose además, en el primer latinoamericano en cantarla por vez primera.

“Desde su debut en la década del 70, su repertorio se centró en lo que es el bel canto, ejecutando roles líricos ligeros. Ya en el transcurso más avanzado de su carrera se añadieron caracterizaciones más dramáticas como los roles de Calaf, Maurizio, Mario Caravadoffi, Sansón y su memorable Canyo. Los roles verdianos fueron su mejor y más distintiva carta de presentación —como su indiscutible Otelo— y por tanto en el programa de concierto de esta gala destacarán selecciones de Verdi, con una duración de 30 minutos en la antesala y una hora y media de concierto. Las intervenciones musicales serán intercaladas por anécdotas, vivencias y testimonios por parte de los cantantes”, agregó Camuy.

Cabe recordar que el primer logro cinematográfico de Barasorda fue con la ópera Macbeth, de Verdi, junto Samuel Ramey y Leo Nucci, siguiéndole Stiffelio, de Verdi, para La Fenice y Retrato de Bolívar, en conmemoración del Bicentenario del Libertador.

La velada promete un deleite musical de altura con partituras de Gaetano Donizetti, Giuseppe Verdi, Charles Gounod, Camille Saint-Saëns, Leo Delibes, Ruperto Chapí, Ruggero Leoncavallo, Giacomo Puccini y Richard Strauss, en un trabajo audiovisual de Producciones La Vid.

La gala es a beneficio de Pro Arte Musical y su beca para cantantes líricos. El paquete del homenaje incluye una copia del material discográfico titulado, Maestro Antonio Barasorda (1995), con acompañamiento al piano de John Beeson, restaurado por el maestro guitarrista Luis Enrique Juliá y masterización de Néstor Salomón.

Para la compra individual, descarga o copia física del disco, puede visitar proartemusical.com o llamar al 787-722-3366 o 787-725-0498.

Locations