Tito El Bambino

El exponente urbano continúa escalando a nivel musical y empresarial. >Brandon Cruz González / EL VOCERO

Tito “El Bambino” respeta las posturas de su hermano de la vida y pastor Héctor Delgado, quien aseguró no poder cantar con él por “restricciones bíblicas”.

“Tito sabe que estoy orando mucho por él, por Yankee, por todos. Lo único que hay unas restricciones bíblicas que no me permiten hacer un tema con ellos ahora”, dijo Delgado a este diario sobre la posibilidad de hacer un dúo con Tito.

El Bambino tiene temas con artistas cristianos, que afirma “han ayudado a muchísima gente”, tales como Alzo mi voz, con el dúo Tercer Cielo.

“(Héctor) es mi hermano, el día que él quiera hacer cualquier canción yo voy a correr a hacerla”, afirmó a EL VOCERO.

El exponente urbano fue más allá al manifestarse sobre las comparaciones.

“Tristemente en este país hay muchas personas que tienen muchos complejos y no entienden la verdad. Pero viene alguien de afuera, como Camilo que es especial, y canta con su suegro (Ricardo Montaner) una canción cristiana hermosa, Amén, y todo el mundo dice: ‘Wow! Camilo cantando cristiano’. Lo hago yo y dicen: ‘que hipócrita’”, indicó.

“Voy a cantar lo que esté en mi corazón. Canto para el barrio porque salí del barrio. Canto al amor porque el amor me hizo libre. Canto historias de la calle porque salí de la calle y tengo amigos que me contaron historias o vi sus historias y las dejo plasmadas en una canción. Cualquier acusación que me hagan no me hace más grande ni menos, nunca me voy a sentir acusado”, relató.

Junte de verano

De otro lado, como acostumbra para esta temporada del año, el boricua entrega un sencillo al cual apuesta como el tema del verano. Esta vez en conjunto con el intérprete cubano Lenny de la Rosa, titulado Si nos pasamos de tragos.

“Me chismean en el estudio: ‘esto es lo nuevo que va a sacar el patrón’. Ya Tito había puesto el sello que lo caracteriza en su voz, y dije: yo tengo que ser parte de eso”, recordó Lenny, quien actuaba en Televisa, México; y fue corista de Gloria Trevi.

Desde allí llamaron a Tito para hablarle del asunto, pues no se conocían.

“Este con esa alegría que tiene me dice: ‘Si grabamos la canción, ¿te puedo pedir otra cosa más? Por favor, que digas Dios los bendiga y la gloria es de Dios te lo dije’. El tipo quiere montarse en mi canción y que diga lo que le da la gana. Este muchachito tiene fe y es tremendo. Me gustó su pasión, la locura de atreverse, aunque no soy intocable”, mencionó El Bambino riendo.

Tito y Lenny de la Rosa

El boricua se unió a Lenny de la Rosa en el tema Si nos pasamos de tragos. >Brandon Cruz/ EL VOCERO

Esa actitud motivó al boricua a sumarlo al tema y a su compañía.

“Le estamos preparando nuevas canciones. Es una persona a quien voy a apostar porque tiene algo que darle al mundo, y es buena vibra, es positivo. El fuerte de lo que vamos a hacer con él es que sea música romántica, bailable para la discoteca, pero con ese toque picante y erótico”, adelantó Tito.

El video lo grabaron en Piñones para presentar el colorido de la Isla y la alegría.

“Es un verdadero lujo entrar por la puerta grande a Puerto Rico, de la mano de este señor, con un corazón gigante y que a nivel artístico es El Patrón”, dijo De la Rosa.

En camino línea de gafas

Por otra parte, en mes y medio Tito lanzará su nueva línea de gafas y espejuelos. Este proyecto surge porque recientemente confrontó problemas con la visión, no puede operarse por la forma de sus ojos y tiene que usar espejuelos. Incluirá espejuelos para niños, cuya imagen será su hijo Gabriel Efraín, de ocho años.

“Cuando yo era niño me pusieron espejuelos y no eran tan lindos. Bajo mi ignorancia eso me hacía sentir que no podía ser líder en la escuela porque tenía espejuelos y mis amigos me iban a gritar ‘cuatro ojos’”, recordó el cantante.

Respecto a este proyecto, el también empresario agregó “los niños van a tener espejuelos fashion. Queremos contribuir porque estamos en un mundo donde se ha perdido el respeto a los demás. A veces vemos niños con actitudes y es porque las aprenden desde la casa. Queremos romper eso. Quiero que los niños tengan su identidad, sus buenos espejuelos, que sean fashion, como lo fui yo”.