Conciertos

Las nuevas restricciones para la contención del covid-19, estarán en vigor hasta el 2 de febrero. >Suministrada

El presidente del Colegio de Productores de Espectáculos Públicos de Puerto Rico (COPEP), Roberto Sueiro, anticipa una ola de posposiciones de espectáculos, ante la nueva orden ejecutiva del gobernador Pedro Pierluisi, para mitigar el alza en contagios de covid-19.

Con la nueva orden ejecutiva -que entra en vigor el próximo lunes, 17 de enero- Sueiro entiende que aumentarán las posposiciones de espectáculos como conciertos y obras de teatro. De hecho, el secretario del Departamento de Salud (DS), Carlos Mellado, recomendó ayer “que todo lo que se pueda posponer, se posponga”, en referencia a eventos masivos.

Ante las declaraciones del funcionario, Sueiro advirtió que los conciertos que están “sold-out” y no se han recalendarizado, tendrán que hacerlo, ya que “el Departamento de Salud no va a permitir un concierto con 100% de aforo”.

Sin embargo, el presidente del COPEP señaló, que la industria de espectáculos en Estados Unidos no ha cerrado como ha pasado en Puerto Rico, por lo que entiende que se podría ser un poco más flexible al momento de firmar nuevas órdenes ejecutivas.

No obstante, aseguró que los productores mantienen la esperanza de celebrar su evento si así el DS lo permite, pues según la nueva orden ejecutiva actividades con 250 personas o más deberán solicitar una dispensa, por lo menos con cinco días de anticipación.

“Abrieron a la posibilidad de eventos multitudinarios siempre y cuando sea aprobado por el Departamento de Salud y eso es mejor que estar absolutamente cerrado. El Departamento evaluará caso por caso antes de dar un permiso”, dijo Sueiro.

La nueva orden ejectiva establece que actividades multitudinarias en teatros, anfiteatros, estadios, coliseos y centros de convenciones en modalidad cerrada deberán reducir el aforo a un 50% de la capacidad del lugar. Mientras que los ‘venues’ al aire libre deberán limitar la capacidad a un 75%.

De otra parte, la nueva orden, que estará vigente hasta el 2 de febrero, establece que las personas que asistan a un evento multitudinario deberán tener el refuerzo de la vacuna contra el covid-19 o mostrar prueba negativa de no más de 48 horas antes del evento. La directriz anterior exigía solo la prueba.

Esta flexibilización, a juicio de Sueiro, fue fruto de una reunión entre el COPEP y la directora de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Rosemarie “Maí” Vizcarrondo. La presentación de evidencia del refuerzo de la vacuna fue una de varias recomendaciones de los productores al gobierno.

Mientras que conciertos como los de Jowell & Randy, Tommy Torres y Myke Towers, que tenían funciones completamente vendidas para los próximos meses, fueron aplazados. Al cierre de esta edición, la producción del concierto de Kany García no había confirmado si se contemplaba un cambio de fecha de los shows pautados para el 28 y 29 de enero en el Coliseo de Puerto Rico.

Clama por teatreros

Por otro lado, el productor teatral Raymond Gerena, reclamó la eliminación de las restricciones para entrar al teatro, donde asegura, no se han reportado brotes desde la reapertura el año pasado.

Gerena concuerda con la exigencia de presentar el refuerzo de vacunación contra el covid, a la vez que propuso que se exija doble mascarilla a los asistentes, pero que se permita que se hagan obras al 100% de capacidad.

“Hay un montón de gente que vive del teatro… Nosotros necesitamos trabajar. Dependemos del teatro para poder subsistir”, exclamó.

De otra parte, aclaró que, aunque este semestre se enfocará en producir obras en Estados Unidos, por tener menos restricciones, no dejará de producir teatro para Puerto Rico.