Farruko

El cantante colabora nuevamente con Pedro Capó en su nuevo disco. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Farruko está de celebración por partida doble. Se encuentra en carrera por un Latin Grammy en la categoría mejor interpretación de reguetón por La tóxica y hoy estrena el álbum La 167.

Según el cantante, este séptimo disco será definitorio en su vida y la de su familia.

“Es un disco que hice basado en un legado que había dejado mi abuelo, que es lo de la bomba de gasolina. Todo es bien simbólico y hay un por qué. Hay un objetivo al final de todo esto, que es muy personal. Quizás ahora no se va a revelar, pero en el camino se van a ir dando cuenta y yo mismo voy a gritarle al mundo el porqué de La 167”, dijo a EL VOCERO.

El artista urbano seleccionó el local donde ubicaba la gasolinera de su abuelo, quien se quitó la vida hace 15 años, para el lanzamiento de su nueva producción. El lugar se encuentra en la calle que el vocalista describe como “lo primero que vieron mis ojos”.

La 167 tiene 25 temas y más de una decena de colaboraciones.

“No están los favoritos, los que están ‘trending’. Mayormente, los artistas están haciendo colaboraciones por número, pero en este disco hay gente que yo considero que tienen un talento”, destacó sobre la propuesta que cuenta con juntes con Jhay Wheeler, India Martínez, Luar La L, Yomo, entre otros.

De las colaboraciones más significativas para el artista está Cucaracha, con Ñengo Flow. También incluye un nuevo tema con Pedro Capó, el segundo tras el éxito de Calma.

“Pedro es un buen amigo. Fluí bien cuando trabajamos Calma y me gustó su química. Cuando preparé este tema pensé que caía en él. Nunca lo hice con la intención de superar Calma. Es algo totalmente distinto”, reconoció.

Con su nueva apuesta musical, buscó salir de su zona cómoda.

"Hice cosas muy diferentes musicalmente. Estoy experimentando con la guaracha, la música electrónica, pero sin perder la esencia del reguetón”, explicó.

Se distancia de J Balvin

Como nominado a un Latin Grammy, el boricua se marcó distancia con las expresiones de su amigo y colega J Balvin.

A través de las redes sociales, el colombiano exhortó a los exponentes del género urbano a boicotear la premiación, que desde su óptica, considera no apoya al género urbano.

“Hay una desinformación y todavía muchos fanáticos y muchos artistas no saben qué es lo que premia los Grammy. Los Grammy no premian a la canción más popular o la que más suena en la discoteca. Los Grammy premian la canción como tal, en todo su sentido. La composición, la interpretación, la pista, los instrumentos, la parte creativa. Mucha gente se confunde y se equivoca y pasan este tipo de controversia”, opinó.

“Antes de que sucedan estas cosas los colegas deberían educarse más en lo que es, a qué se dedica cada premiación para que no pasen estos papelones”, añadió entre risas.

“No veo que haya necesidad de hacer un boicot”, reiteró.