Joe Bonilla

El boricua escribió además una serie y tiene en mente otro libro de anécdotas del ambiente artístico. >Suministrada

En la pausa propiciada por la pandemia del covid-19, el publicista y manejador artístico Joe Bonilla encontró el impulso para escribir una serie y terminar el libro que venía aplazando, en el que comparte los secretos para ingresar, permanecer y trascender en el ambiente artístico.

El puertorriqueño, quien ha intervenido por las pasadas tres décadas en las carreras de figuras como Ricky Martin, Shakira, Enrique Iglesias, Gloria Estefan, Thalía, Roselyn Sánchez y Adamari López, por mencionar solo algunas, desplega en #JoeQuieroSerArtista, “14 verdades” en 235 páginas.

“Yo hago artistas, pero artistas son todos, es el chef en la cocina, el abogado en la corte, un doctor en el hospital… El libro y las verdades son cosas básicas que te van a ayudar a alcanzar tu sueño, porque no es que tienes que ser artista de televisión, vas a ser artista en lo que decidas ser”, aseguró.

Para Bonilla, el ingreso de Adamari a Televisa fue un punto determinante en su entonces naciente carrera como manejador artístico, en un tiempo donde esa función solía ser desempeñada por los padres, esposos o familiares de los talentos.

“Adamari López fue una lección de vida muy grande. Era muy joven, muy impetuoso, estaba jugando a ser manager”, admite sobre una etapa marcada por la perseverancia que aún lo acompaña y que describe como “clave en mi vida”.

“Adamari era todo lo que México no necesitaba. Era muy bajita, era puertorriqueña en una época donde las mujeres que estaban de moda en México eran mujerones grandes, carnosas como Laura León, Maribel Guardia”, recordó. En ese contexto, López audicionó para la telenovela Pueblo chico, infierno grande, llevándose el papel de Verónica Castro en su juventud. Sin embargo, su participación en Señora Tentación en Puerto Rico junto a Lucía Méndez, entonces vetada por Televisa, la colocó en el mismo estatus.

“Me llamaron a los dos días para decirme que tenía que retirarse de proyecto”, precisó sobre lo que describió como un momento “muy duro”, que sin embargo, le revitalizó el ímpetu.

“Cuando crees en algo tienes que persistir en ese sueño”, dijo sobre el proceso que le tomó dos años. “Mi satisfacción es ver cómo brilló”, compartió aludiendo a la trayectoria de López en México.

De la Isla ha trabajado también con Giselle Blondet, María Celeste Arrarás, Modesto Lacén, Jeimy Osorio y Julián Gil, entre otros. Bonilla mantiene su agencia, en la que cuenta con un centenar de talentos.

Sobre la serie de Luis Miguel

De otra parte, el autor contempla la realización de otro libro de “anécdotas simpáticas”. De la serie que escribió durante el acuartelamiento para la contención del covid-19 “no puedo hablar nada, pero es algo muy divertido, que espero que Dios me lo conceda”.

Mientras tanto, además de leerlo, el público podrá verlo en la tercera temporada y última temporada la serie de Luis Miguel, que estrenará el 28 de octubre por Netflix.

“El director de ‘casting’ de Roma (película ganadora de tres premios Oscar), Luis Rosales, me obligó literalmente a hacer un capítulo de Luis Miguel en la tercera temporada y te digo: mi respeto a todos los actores”, adelantó a EL VOCERO quien interpretará a Alfred D. Herger en el momento del nacimiento del Sol de México en el Hospital Pavía en Puerto Rico.

#JoeQuieroSerArtista, que incluye un prólogo de Roselyn Sánchez, debutó número uno en Amazon y está disponible en las principales tiendas de libros de la Isla. El primer capítulo puede descargarse gratuitamente en joequieroserartista.com.

El autor estará firmando libros mañana a las 6:00 p.m. en The Bookmark, en Santurce.

Editora de ESCENARIO. Graduada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico. Cuenta con más 15 años de experiencia.