Miss Universe Puerto Rico

La beldad parte hacia la Florida el próximo 7 de mayo. >Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

Un poco nerviosa, aunque preparada para enfrentarse a la competencia de Miss Universe (MU) 2020, la puertorriqueña Estefanía Soto apuesta a la combinación de la suerte y el trabajo realizado, a poco más de una semana de partir rumbo a su cita internacional.

Miss Universe Puerto Rico (MUPR) 2020 arribará el 7 de mayo al Seminole Hard Rock Hotel & Casino, en Hollywood, Florida, donde se realizará la final del certamen el 16 de mayo.

A preguntas sobre si cree en la suerte o el trabajo arduo para lograr sus propósitos señaló: “Creo en una mezcla de ambas. Es importante esforzarse, dar todo lo que está en tus manos y trabajarlo. Y a veces la suerte o el destino, como lo queramos llamar, se alinea todo y entonces te llegan las cosas”.

Asimismo, apuesta a su preparación en la Isla y su desempeño en la Florida para obtener este título universal por sexta ocasión para Puerto Rico.

Una preparación “perfecta”

“La preparación ha sido perfecta, estoy en el nivel en donde tengo que estar en lo emocional, mental, espiritual y físico. Así que espero traer esa sexta corona”, comunicó convencida.

Precisamente, abundó sobre qué representa el título de belleza, que solo han logrado las boricuas Marisol Malaret (1970), Deborah Carthy-Deu (1985), Dayanara Torres (1993), Denise Quiñones (2001) y Zuleyka Rivera (2006).

“Para mí la corona es el brillo de lo que los puertorriqueños somos capaces de hacer. Representa la pasión que tenemos por las cosas que nos identifican. A nivel personal sería un honor tener esa corona. Sería un gran honor poder decir lo logré y lo logré por mi Isla, y decir que soy puertorriqueña y todo el mundo lo sabe, porque nos vieron brillar ante el universo”, recalcó a EL VOCERO.

En su preparación como candidata, no trabajó con mayor esfuerzo un aspecto por encima de otro.

“A todo se le ha dado la atención necesaria de manera igual porque la organización y yo creemos que lo importante es tener una preparación integral, que atienda no solo el aspecto físico, sino también el emocional y el mental”, afirmó.

Al momento, contempla transportar todo su ajuar en menos de ocho maletas, para cargar entre dos y tres cambios de ropa por día.

“Sería ideal entre seis y ocho (maletas). Me gusta ser práctica, vamos a ver qué podemos hacer con eso”, dijo cuyo traje típico está inspirado en el fenecido astrólogo Walter Merado.

Además, adelantó lo que puede esperar el público de sus vestidos para la competencia preliminar y la noche final.

“Colores que en cierto punto están muy presentes en nuestra Isla. Vestidos que me permitan caminar de la mejor manera posible, sin miedo alguno a que me tropiece. Vestidos que cuando me miro al espejo digo: wow!, aquí si hay una Miss Universo”, afirmó emocionada previo asegurar con un “sí”, visualizarse como la ganadora del certamen.