Elizam Escobar

El artista presentó en noviembre de 2020 su última exposición. >Archivo/Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO 

El artista plástico, téorico y poeta Elizam Escobar, falleció esta madrugada a los 72 años, tras varios años de batalla contra el cáncer.

Tan reciente como en noviembre de 2020 presentó la nueva edición de la Exposición de Arte en Miniaturas, en el centro cultural Casa de los Contrafuertes, en el Viejo San Juan

Escobar había superado en 2018 un padecimiento de cáncer diagnosticado en 2016, tras descubrírsele un pólipo benigno en la cara, que sangraba. Al no tratarlo, se le regó. Cuando le operaron por tercera ocasión, le sacaron un músculo del muslo, que le implantaron en la frente. Contó entonces, que se recuperó y comenzó un tratamiento cada dos semanas, para prevenir que surgiera otro tumor.

“He mejorado, pero como efecto secundario de esta terapia biológica tengo artritis inflamatoria y debo utilizar un instrumento para hablar y que se me entienda. Pero, tengo el ánimo y la energía para seguir trabajando independientemente de la cuestión de salud y seguir dando candela,”, expresó a EL VOCERO en 2019 el dibujante y poeta con una sólida preparación académica levantada en Puerto Rico y en Nueva York.

Miembro de un movimiento clandestino pro independencia de Puerto Rico, fue acusado de conspiración sediciosa en 1980 y sentenciado a 68 años de prisión por el gobierno de Estados Unidos. Nunca dejó de pintar y escribir sobre la teoría del arte y poesía. Fue liberado en 1999 y regresó a la Isla a exponer e integrarse a la facultad de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico.

En prisión escribió Los ensayos del artificiero: más allá de lo político-directo y el postmodernismo.

Escobar se destacó además como dibujante y profesor. Obtuvo un bachillerato en artes de la Universidad de Puerto Rico en 1973 y continuó estudios en la Universidad de la Ciudad de Nueva York, el Museo de Brooklyn y la Liga de Estudiantes de Arte de Nueva York, precisa su biografía en el Museo de Arte de Puerto Rico, donde se detallan cerca de una veintena de exposiciones individuales e igual cantidad de colectivas.

Trabajó además como caricaturista y maestro en varias escuelas públicas y en la Escuela de Arte del Museo del Barrio; estuvo vinculado con la Association of Hispanic Arts de Nueva York.

En su pintura y medios mixtos recientes, plantea asuntos de la comunicación humana, el fenómeno del pintor como observador (o no) de la realidad y la marginalidad y el aislamiento contemporáneos.