Jerry Vargas

El reconocido merenguero Jerry Vargas (El Nazareno), de 65 años, falleció anoche luego de presentar un problema grave del ritmo cardíaco del que no se recuperó. Terminó sus días en una situación precaria que se acentuó hace unos años al deteriorarse su salud.

Vargas fue llevado la tarde del pasado domingo a la clínica Cruz Jiminián en estado de gravedad por una unidad del 911, procedente del hospital Moscoso Puello, con problemas cardíacos, una neumonía masiva, varios infartos cerebrales y una insuficiencia renal, por lo que tuvieron que darle electroshocks (descargas eléctricas) para revivirlo.

A la hora de su muerte, no pudo contar con la suerte de tener una fortuna y previo a sufrir las peores consecuencias de su “mala vida” se mantuvo hasta hace un tiempo tocando en diferentes bares de la ciudad, acompañado de su piano, según reseña un medio local.

El artista era conocido como uno de los merengueros más pegados en la década de los 80, época en la que se dio a conocer con el mote de El Nazareno, registrando una historia personal y artística que muy bien podría servir para el guión de una película.

Entre sus temas conocidos también se cuentan Ojos mexicanos, Hijo de la ruta, Bésame mucho, Teorema de amor, Siempre te amaré, El borrachón, Ámame, Quiero mi pueblo, El cilantro, El huevero y El desengaño. Este último, de su autoría, obtuvo una nominación en los premios Casandra.

Su música, además de República Dominicana, trascendió a otras plazas como Estados Unidos y Puerto Rico. Antes de conformar su orquesta, en marzo de 1983, Jerry Vargas se ganaba la vida tocando en el circuito de piano bar, donde interpretaba canciones de moda a ritmo de guitarra.