Alexis Diaz

El muralista intervino por segunda ocasión, la fachada colonial del MAPR. >Suministradas

Con más de 50 murales realizados en paredes y todo aquel espacio que simule un lienzo de monumentales proporciones –desde la avenida Fernández Juncos en Santurce, hasta Berlín, Sao Paolo, Hong Kong, Corea del Sur, México, Canadá, Estados Unidos y otros cinco continentes en el mundo– no solo ha dotado al muralista puertorriqueño Alexis Díaz de una madurez estética y una investigación continua de su perspectiva, sino que en su obra universal figura la propia firma de una civilización.

Alexis Diaz 2

“El Museo de Arte de Puerto Rico (MAPR) cada seis años cambia su colección permanente y para 2019, me honraron bien en grande al invitarme a intervenir con mi obra en la fachada colonial del museo, que es preciosa. Para mí, fue como un sueño casi un mes trabajando allí. Mientras montaban Puerto Rico Plural e instalaban las piezas, hice mi propia inspiración de la historia del arte de Puerto Rico con un solo color, como si estuviera tatuando el museo. El mural lo titulé: Quien olvida su historia está condenado a repetirla’”, precisó Díaz en entrevista con EL VOCERO.

El MAPR inauguró el pasado mes Puerto Rico Plural, con más de 250 obras desde el siglo 18 hasta el presente, de sobre 150 artistas puertorriqueños, en 21 galerías. Su contenido abre una óptica a la experiencia de la puertorriqueñidad a través del arte.

El mural de Díaz recibe a los visitantes desde las escalinatas antes de entrar al museo, con el imponente mensaje que se desprende de su título.

Cabe destacar que el boricua es uno de los cuatro únicos muralistas del mundo, que pincela con tinta china como lo hacen además el argentino Tomás Facio, el venezolano Alfalfa y los ucranianos Waone y Aec.

Desde 2008 se ha dedicado a pintar cuadros y murales. En las próximas semanas parte a Ucrania para hacer otro mural y tiene pautado dos en Florida, otros dos en Puerto Rico y después llegará a Brasil para lo propio.

“Me crié en Dorado, y me pasaba en la escuela dibujando libretas y al darse cuenta en mi casa, me metieron en la Escuela Central de Artes Visuales, después de pasar las pruebas. Me apasionaba pintar y después entré en la Escuela de Artes Plásticas y Diseño, donde tuve la oportunidad de hacer vídeos de música y una línea de ropa. Me cansé, porque quería llevar mi arte a todo tipo de personas y así empecé a pintar muros en la (avenida) Fernández Juncos. Santurce era como nuestra galería con el grupo que integraba La Pandilla, con maestros muralistas y urbanos como Juan Fernández, Bic-Ismo y Pun-18, quien falleció. Éramos un grupo de artistas diferentes”, apreció.

Díaz apunta que el muralismo tiene su propia historia en Puerto Rico, aliada a la corriente mexicana donde estudiaron Rafael Tufiño y Tony Maldonado. Su sentir y pensar se constituía en hacer un movimiento que influyera el arte de la calle. Con su praxis ha intervenido en el centro comercial de San Patricio, el centro del Banco Popular en Hato Rey, la entrada del Museo de Arte Contemporáneo, así como en diversos pueblos.

Al entrar a la fiesta internacional de arte Art Basel en Miami en 2010, es que empiezan a invitarlo internacionalmente de Atlanta, México, Los Ángeles, Europa y Oriente. La revista StreetArtNews lo ha seleccionado entre los 25 muralistas más importantes del mundo en cerca de diez ocasiones.

“Ahora es que la gente le ha cogido aprecio al arte urbano. Todos los murales tienen su vida. Como se usa pinturas de exterior se ven más maltratados. Tengo muchos en otros países y se mueren. ¡Ya murió y tuvo su vida! Miles de personas ven el arte y observan cómo uno va cambiando de estilo, la madurez que dan los años. De mi parte, a mis obras hago que cambien. Me gusta intentar procesos donde se vea el cambio en la estética de mi trabajo, con algo más complicado, utilizar técnicas diferentes. En el primer Santurce es Ley de 2009, llegué a pintar y después de viajar vi que en la isla todos los muros hablaban. Después nos movimos a Río Piedras en 2013, que estaba bien abandonado y en 2014 nos fuimos a Bayamón”, precisó.

MAPR inauguró el pasado mes Puerto Rico Plural, con más de 250 obras desde el siglo 18 hasta el presente, de sobre 150 artistas puertorriqueños, en 21 galerías. Su contenido abre una óptica a la experiencia de la puertorriqueñidad a través del arte.

El mural de Díaz recibe a los visitantes desde las escalinatas antes de entrar al museo, con el imponente mensaje que se desprende de su título.

Locations