Ignacio Peña

El artista realizará además un concierto virtual en conmemoración de los 20 años del álbum, el 17 de octubre. >Suministrada

La poesía caleidoscópica en el rock del cantautor Ignacio Peña inicia desde sus títulos sugestivos como En español, donde el protagonista puede hacer de todo, pero solo puede amar en español, con unos arreglos pomposos y hasta con un discurso rimado refrescante y lleno de humor. Puede también lanzarse muy lírico y existencialista finiquitando el amor con una lágrima para crear recuerdos como en Un retrato de la luna, del álbum El mundo al revés, con el cual conmemora dos décadas de lanzamiento hoy, a las 7:00 p.m. con el estreno del documental del mismo nombre, a través de su página de Facebook @ignacioanormal.

O como ilustra la carátula de este mismo título El mundo al revés, con una llanura remota y límpida en primer plano, con domos y arquitecturas seudomedievales colgando a la inversa desde el cielo. E incluso se puede tornar en un testigo acelerado y rabioso antimperialista, aunque con un discurso político denso y una voz y música exuberante y hermosa en contrapunto, que según describe retrata el concepto de los intereses del colonialismo y el sistema monetario.

“Fui un muchacho que encontró la composición a los 14 años para tratar de escribir un rock bona fide, al estilo de The Beatles y en ese proceso descubrí que en el centro de todo arte está el cimiento donde el cuento es la base. Fui en 1992 al Berklee College of Music cuando no había becas. Fui a hacer una concentración en ingeniería de sonido, aunque tienes que tener un instrumento para tocar. Yo ya componía y en el camino de formarme como músico, comencé a desarrollarme en la guitarra porque era lo que me interesaba. Aproveché para desarrollarme como músico, y editor de video”, destacó sobre su formación en entrevista con EL VOCERO.

Tiempo después, entró al estudio de Pablo Manavello para grabar un demo de tres canciones incluyendo el de 75% de Agua, el cual fue puesto en rotación por la estación de Alfa Rock 105.7 FM y generó una gran cantidad de peticiones. Esto resultó en un contrato disquero con Universal Music Latino y la producción de su primer álbum El mundo al revés. Este fue grabado en Miami y Nashville y distribuido por Universal Music Latino el 10 de octubre de 2000. Es por ello que en esa misma fecha se proyectará el anuncio del documental de este primer disco. Este fue producido por Manavello, y el ingeniero de sonido fue Iker Gastaminza.

El álbum lleva 11 números en torno a temas personales y de su experiencia con sugestivos títulos, además de los mencionados, como Puertos, El fongo estelar, Melissa, Por si acaso y Duérmete. Desde entonces el cantautor se ha convertido en un pilar del rock, abrió conciertos de figuras como Roger Waters (Pink Floyd), Neil Young, Eric Clapton, Ricardo Arjona, y compartió escenario con Laura Pausini, Beck, Oasis y No Doubt, entre otros. También se ha presentado en Venezuela, Estados Unidos, Panamá, Argentina, y por supuesto, Puerto Rico. Ha sido nominado a los premios Emmy en seis ediciones y ha ganado tres por los documentales: Por qué conmemoramos, Soy de una raza pura e Ignacio Peña: la historia de anormal.

“Para este concierto, (el 17 de octubre, a las 7:00 p.m. a través de mi página de Facebook) hemos preparado las canciones en vivo y he hecho como un ‘facelift’ con versiones un poco más modernas, con violines y metales, tirando la casa por la ventana, además de temas nuevos. Con un documental (de hoy) es cómo empecé, mi trayectoria, hasta que llega a estar en contacto con todas las partes del mundo con mis canciones”, adelantó.

“Los últimos 15 años los he dedicado a la creación de video y videos musicales. Descubrí que la música es básicamente una forma de matemática. Cuento un cuento como cuento números, y al meterme en las otras áreas salía un código en común. Ese es un código informático universal que dicta las reglas de todas las canciones. Supongo que las artes que bregan con las físicas de las cosas, estos son nada menos que puntos de vista del tiempo y el espacio”, precisó.

Locations