Jazmin Caratini

La boricua está radicada desde 2017 en Los Ángeles, California. >Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

Cuando la actriz boricua Jazmín Caratini participó en la película La otra mafia, en 2003, jamás imaginó que la trama se aproximaría tanto a la realidad de los últimos años en la política puertorriqueña, marcados por sonados casos de corrupción, hostigamiento sexual y teorías de conspiración sobre presuntos encubrimientos o no procesamientos de casos criminales.

Caratini encarna a Judith, hijastra del senador Alban Ramírez (Jorge Luis Ramos), con quien tiene una relación consensual, siendo esta menor de edad. A su vez, el personaje experimenta con las drogas y el alcohol, de la mano de su padrastro.

La producción se transmitirá hoy como parte de Viernes de Película Vintage, a las 9:00 p.m. por elvocero.com.

“Muy poco íbamos a saber entonces, que tantos años después esta película iba a ser tan o más relevante de lo que fue en esa época”, resaltó la histrión, que desde el 2017 está radicada en Los Ángeles, California. 

La otra mafia

Comparte escena con Jorge Luis Ramos en la cinta filmada en 2003. >Suministrada

La artista recordó que, como parte de la trama, surge una muerte por sobredosis en una de las fiestas que solía ofrecer su padrastro. “Imagínate, en una fiesta de senadores, donde había droga envuelta, donde había menores de edad, ocultaron todo. Comienzan a hacerse de la vista larga, a hacer los chanchullos políticos, a llamar a sus amiguitos, a sobornar gente para callar a otros. Hay muchas cosas que pasan que se juntan con otras historias”, explicó a EL VOCERO.

Añadió que varios de los políticos que son representados en la película están inspirados en líderes de la época en que esta fue lanzada.

A juicio de la intérprete, el pueblo ha aprendido a conocer a muchos de sus políticos, y ya no se dejan engañar por aquellos que no ejercen con ética el servicio público.

“Ahora yo siento que la gente está más abierta a hablar, a señalar, a decir, a exigir como pueblo”, opinó.

La película, una historia de Jorge Rodríguez, fue dirigida por Vicente Castro, y cuenta con las actuaciones de Jaime Bello, Jerry Segarra, Jimmy Navarro, Modesto Lacén, Luisa de los Ríos, Ángela Mari y Luisa Justiniano.

Igualmente, recordó con humor sus interacciones en la película con Ramos, a quien, según relató, se le hizo difícil realizar las escenas subidas de tono con ella.

“Nosotros veníamos de hacer de padre e hija, habíamos hecho varios proyectos donde teníamos otro tipo relaciones. Esto nunca se me va a olvidar, yo me acuerdo que, antes de grabar la escena, Vicente le estaba dando unas instrucciones, y él le decía ‘ay, Vicente, pero ten cuidado, protege esta escena’. Él estaba bien preocupado. Yo me sentía tan confiada porque era él. Y yo recuerdo que justo antes de grabar, él se fue a una esquina a hacer 'push-ups' bien nervioso”, dijo entre risas.

De otro lado, la madre de dos niños señaló que actualmente, se mantiene yendo a castings y llamados actorales con la expectativa de comenzar a trabajar en algún proyecto. Indicó que la crisis provocada por el covid-19 le retrasó la búsqueda de proyectos. Sin embargo, se mostró esperanzada con un trabajo que están próximos a presentarle a unos productores con la expectativa de que pueda ser financiado y lanzado.