Jose Vega

Durante su convalecencia por el virus, creó las piezas que integran la exposición Flores de mi tierra, que se exhibe en la Biblioteca Carnegie. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

El periodo de cuarentena al cual se vio obligado a someterse el artista José Vega, tras contagiarse con covid-19, arrojó un saldo positivo. Consciente de las muertes asociadas a este virus, pasó revista sobre su pasado y presente, y comenzó a pintar.

El resultado fue la exposición Flores de mi tierra, que se exhibe hasta el domingo, 28 de marzo, en la Biblioteca Carnegie, en Puerta de Tierra.

Vega adquirió el virus en enero y desconoce cómo y dónde, porque ninguna de las personas con las cuales mantuvo contacto estuvieron infectadas, incluyendo sus compañeros del programa radial On Time, de Cima 103.7 FM.

Inicialmente atribuyó la tos a una mascarilla de tela, que pensó le dio alergia. Pero en la noche de ese mismo día, comenzó con dolor de cabeza. Luego confrontó falta de aire, dolor intenso de cabeza y en todas las extremidades, que le impedían levantarse de la cama. Recibió asistencia médica y se mantuvo en su hogar.

“La parte más difícil es la emocional y mental porque ves gente muriendo a los cinco días porque se complican. Empecé a ver fotos mías, de mis hijos, nietos y de las flores que retrato a cuanto viaje voy. Y dije: ‘me voy a poner a pintar’”, relató a EL VOCERO, quien se alegra de no haber perdido el olfato ni el gusto.

De esta manera, “sin poder” comenzó a pintar con acuarelas y acrílicos. Además, buscó cuadros que había hecho de flores.

“Todo esto es parte de la vida, naces, floreces y en un momento dado te tienes que ir. Es una exposición muy significativa porque es otra oportunidad para vivir de tantas que me ha dado Dios. Le estoy agradecido de poder estar aquí después del covid y celebrar con esta exposición”, dijo quien no se puede vacunar contra el novel virus “hasta dentro de 90 días después” de contraerlo.

Jose Vega expo

La nueva muestra del pintor, sobrepasa las 30 piezas. >Suministrada

A pesar de los síntomas hizo 20 piezas nuevas y las sumó a las existentes, sobrepasando las 30.

“Estaba encerrado en el cuarto pintando día y noche cuando me sentía bien. Decidí hacer una exposición de flores de mi País, y las pinté en distintos estilos: abstracto, surrealista y realista. Son flores que se cultivan aquí y árboles de flamboyanes”, comunicó quien estudió arte en Puerto Rico y México.

Como la mayoría de sus proyectos, será extensivo a los niños, a quienes ha dedicado una vida con su personaje del payaso Remi. Incluso, beneficiará a menores de la ciudad capital, pues cuenta con el respaldo del municipio de San Juan.

Desde la Biblioteca Carnegie brindará clases de pintura a niños por Zoom y de manera presencial a residentes de San Juan.

La entrada es libre de costo y permanecerá abierta al público hasta este domingo, de lunes a viernes de 10:00 a.m. a 4:00 p.m., sábados de 9:30 a.m. a 2:00 p.m. y domingos de 1:00 p.m. a 4:00 p.m.

“Voy a estar allí pintando y dando charlas a jóvenes de San Juan”, indicó el también cantautor, quien espera retomar próximamente el programa En casa aprendo con Remi, por WIPR, para reforzar los estudios de alumnos de kínder, primero y segundo.