Kany García

La cantante aseguró que "es hora de prohibir estas prácticas que son inhumanas, crueles, dañinas y la comunidad mundial de salud lo ha reconocido así".>Archivo/EL VOCERO 

La cantautora puertorriqueña Kany García, urgió a los senadores y senadoras, la aprobación del proyecto del Senado 184 (PS184), que busca prohibir la práctica profesional de las terapias de conversión a menores de edad en Puerto Rico.

“Les pido a las senadoras y senadores que voten a favor del Proyecto del Senado 184 y nos ayuden a prohibir el maltrato infantil. Puerto Rico merece que toda niña y todo niño, toda joven y todo joven puedan ser quienes quieran ser y amar a quienes quieran amar”, expresó la ganadora del Grammy en una carta abierta enviada a EL VOCERO.

El PS184 está pendiente de votación y el presidente de la Comisión de Iniciativas Comunitarias y Salud Mental, José Vargas Vidot, expresó que cree que la medida como está redactada tiene los votos para ser aprobada en la comisión.

Sin embargo, el presidente del Senado, José Luis Dalmau, no garantizó que se apruebe un informe positivo sobre la medida durante la vista ejecutiva que se efectuará hoy en dicha comisión senatorial.

A continuación, reproducidos de forma íntegra, las expresiones de Kany García.

Puertorriqueñxs que me leen:

Las personas son quienes son y aman a quienes quieran amar. Eso ha sido así siempre y así se debe mantener.

El Proyecto del Senado 184 pretende prohibir unas mal llamadas terapias de conversión que intentan cambiar la orientación sexual y la identidad de género de las personas. Asunto que la ciencia ha dicho que no se puede cambiar. Por tanto, no tienen nada de terapeúticas y todo de maltrato y tortura.

Exhorto a las senadoras y senadores a votar en contra del maltrato infantil y a favor de la niñez y la juventud.

Es hora de prohibir estas prácticas que son inhumanas, crueles, dañinas y la comunidad mundial de salud lo ha reconocido así.

El proyecto, tal y como está redactado, no necesita ninguna enmienda. Esta medida no tiene nada que ver con la religión y todo que ver con la protección de la niñez y la juventud puertorriqueña.

Yo soy ejemplo de como ser fiel a quien una es. Soy una mujer que ama profundamente a su pareja y que es amada por su familia y por nuestro pueblo. No hay nada que cambiar. No hay nada que reparar. No hay nada que curar.

Hay que darle la misma oportunidad que yo he tenido, de ser quien soy, a toda nuestra niñez y juventud.

Les pido a las senadoras y senadores que voten a favor del Proyecto del Senado 184 y nos ayuden a prohibir el maltrato infantil.

Puerto Rico merece que toda niña y todo niño, toda joven y todo joven puedan ser quienes quieran ser y amar a quienes quieran amar.