Kristos.jpeg

El artista se sintió en el paraíso laborando con gente grandiosa en suelo boricua. >Suministrada

Con apenas 31 años, el actor americano-británico Kristos Andrews ha cosechado una colección de siete premios Emmy como productor, director y actor. Recientemente estuvo en Puerto Rico rodando la película de acción Killing Fields, con Bruce Willis.

Mejor conocido como el protagonista del melodrama The Bay, recibió por su actuación en la miniserie A Place Called Hollywood el New Vision International Film Festival como mejor actor de Estados Unidos. Además, ganó varios premios Guinness como atleta de la patineta.

“Desde pequeño y toda mi vida Bruce ha sido un héroe. Vi muchos de sus éxitos —como The Fifth Element, 12 Monkeys, Pulp Fiction y Die Hard— con un gran significado y soñaba con que algún día podría conocerle. Sin pensar jamás que le acompañaría en un filme. Bueno, los sueños se convierten en realidad. Aparte de que nuestros personajes son rivales, nos manejamos en compartir muy buena energía y bondad del uno hacia el otro. Bruce es una persona muy privada y le caes bien o le caes mal. Sentí que se abrió conmigo con mucho respeto y amabilidad, y eso ha sido muy importante para mí. Ha sido algo muy especial”, declaró Andrews, quien luce más joven que su edad.

En cuanto a la filmación en Puerto Rico, expresó que ha constituido una situación perfecta para hacer una película de acción muy entretenida. Agregó que se sintió en el paraíso laborando con gente grandiosa, en una experiencia encantadora nada menos que en la Isla del Encanto.

KRISTOS.jpg

Kristos Andrews es conocido como el protagonista del melodrama The Bay. >Suministrada

“Estamos viviendo uno de los más rudos y extraños momentos de la historia. Para vencer el miedo y la incertidumbre tenemos que afincar nuestro espíritu. Entre todo el caos, las indiferencias y lo desconocido que vendrá, es necesario retener un sentido de unidad y de amor hacia el prójimo. Esto es más importante en este episodio vivido. Transitamos separados como individuos, pero en el sentido más amplio estamos unidos como la raza humana. Tenemos que recordar que de persona a persona somos más parecidos que diferentes. Tenemos que abrazarnos unos a otros, tanto por nuestras diferencias e igualdades con amor. Nuestra energía debe dirigirse al amor y ser solidarios con paciencia y entendimiento. Estamos dentro de un caos, como si se tratara de una limpieza, para obtener un mejor espacio dentro de nuestra civilización. ¡Saldremos de esto!”, subrayó.

Próximos proyectos en agenda

El artista se lamenta de cuántas cosas han cambiado. Expresa que los teatros han cerrado y que la emoción de ver una película también. Acepta que la televisión se ha agrandado, pero que no es lo mismo. Nota que el protocolo del covid-19 dentro del plató es muy severo y muy serio. Los proyectos fílmicos se han cancelado a diestra y siniestra, aunque entre todo se siente afortunado al tener oportunidades de trabajo. Recaba que hay seguir con fe y aceptar los cambios como vengan.

“Regreso a Los Ángeles, donde estaré en un ‘thriller’ y después protagonizo una épica de fantasía. Quisiera decir más, pero esos detalles tengo que reservarlos. Todo lo que puedo decir es que me excita esta jornada creativa por la cual me siento bendecido”, puntualizó.

Según contó, en noviembre estrena The Magic, con Alejandra Espinoza, con un guion impactante del cineasta puertorriqueño y director Gregori J. Martin.

“Este se aseguró de sacar a los Tres Reyes Magos en la filmación. Fue un placer trabajar con el elenco y el cuento pega con la época de Navidad. He tenido pérdidas en la vida con mucho sufrimiento y esta película se ha convertido en un aliciente. Es parte de lo que significa la vida en sí. La pena nos puede hacer más fuertes y ahí está mi relación con Dios. Este papel sentó mi relación con el Todopoderoso y esa catarsis se convirtió en mi propia vida”, expresó el artista.

Dentro de su carrera, Kristos describe que no hace diferencia actuar en cine o televisión, y que lo único que le importa es el corazón del personaje. Se divierte con ambos medios, aunque le señalan en la industria como un actor más fílmico.

Le gusta profundizar hasta el fondo del personaje y eso le ha servido al caracterizar en Killing Fields a un maleante. Tomó lo que le desagradaba de esa gente para entenderlo. Incluso, le gustan los personajes de James Bond e Indiana Jones. Su madre, ya fallecida, le escribió un guion para que hiciera de Jesucristo.

“Cada actuación la hago con honor y respeto porque es una existencia a la cual te aproximas. Muchas veces estoy feliz porque soy humano. ¡Y eso que tengo mis altas y bajas! Sin la oscuridad, la luz no se vería tan resplandeciente. Cada día que pasa es una enseñanza y me ayuda a crecer. Pero me siento bendecido y agradecido, especialmente cuando estoy en un sitio como Puerto Rico, con gente tremenda y haciendo mi trabajo, que es lo que más amo”, manifestó a EL VOCERO.

Locations