La coordinadora de eventos, Hayxanair Hernández Sánchez, afirmó que los paradisíacos paisajes con vista al mar, la arquitectura colonial, el verdor de las montañas y el clima del trópico son atributos que cada vez más parejas del exterior toman en cuenta al momento de escoger el destino para celebrar su boda.

Afirmó que entre los lugares predilectos que eligen las parejas se cuentan hoteles como El Convento, La Concha y el Vanderbilt, así como otras propiedades privadas que ofrecen un amplio escenario campestre en municipios como Rincón, Aguada, Rio Grande, Luquillo, Arecibo, Isabela, Trujillo Alto y San Juan.

“Es increíble ver como más parejas eligen nuestra isla, no solo por su belleza natural, sino por otros atractivos que incluyen nuestra historia, nuestra ubicación geográfica y nuestra cultura festiva y gastronómica. Buscan un lugar donde, además de su boda, puedan vacacionar en familia y aquí encuentran una experiencia completa”, sostuvo.

Por los pasados cinco años, la empresaria puertorriqueña se ha dedicado a destacar las bondades del país entre una competida industria que busca llenar todas las expectativas de la novia, el novio, sus familiares, así como las de sus invitados al enlace nupcial.

A juicio de la experta, las bodas de destino han acaparado gran parte de la planificación y coordinación de eventos en los últimos años, a pesar del reto que han representado los fenómenos naturales que abatieron la isla.

Al frente de la empresa Nayas’ Event ha reconocido que los retos son cada vez más grandes y las expectativas de sus clientes aún más altas y específicas.

“Siempre nos hemos mantenido muy activos. La gran mayoría de las parejas vienen de Estados Unidos, buscan un servicio personalizado y son bien claras en sus ideas. Aquí encuentran la confianza de que todo estará a su alcance por lo que no dudan en invertir en nuestra isla. De hecho, la agenda ha sido tan dinámica que ya tenemos bodas y eventos pautados para el 2021 a través de toda la isla. El 2020 también vislumbra muy activo”, detalló Hernández Sánchez.

Agregó que “la satisfacción más grande que nos deja como puertorriqueños y como profesionales en el campo de la coordinación, es que podemos llevar el nombre de nuestro país donde muchos no han podido llegar, establecer relaciones con estas familias previo a su boda y posteriormente verlos y conocer a sus hijos. Para mí y para mi equipo ha sido una de las experiencias más gratificantes”, confesó la joven emprendedora.

Además, comentó que “últimamente son más los novios quienes hacen el contacto y eligen a Puerto Rico. Luego la novia continúa con los preparativos, hacemos videoconferencias, le damos un informe de progreso y el día del evento estamos junto a ellos de principio a fin. Es un servicio completo. Por eso debemos aprovechar el gran potencial que tenemos como país y todos nuestros recursos para seguir enamorando a más parejas de nuestra isla”.

Los meses de otoño e invierno son los favoritos para el gran festejo de bodas, según la experta.