Set de Rust

Vista del rancho Bonanza Creek donde se filmaba la película "Rust". (AP Photo/Andres Leighton)

El reloj marcaba la 1:50 p.m. del jueves. El rodaje de la película “Rust” estaba en plenas tareas. Un asistente de dirección se acercó a uno de los cajones en los que guardaban las armas de utilería. Había tres. Tomó una de ellas y gritó: “Pistola fría”. Era la señal para indicar que el arma no estaba cargada. Se la entregó al actor Alec Baldwin.

El resto, ya se sabe. El arma sí estaba cargada y al dispararla el actor le dio en el pecho a la directora de fotografía Halyna Hutchins e hirió en el hombro al director Joel Souza, que estaba detrás de ella. Ese detalle indicaría que la bala atravesó el cuerpo de la mujer. 

Hutchins, de 42 años, murió tras ser trasladada en un helicóptero a un hospital de Albuquerque, una ciudad cercana a Santa Fe en cuyas afueras se estaba grabando la escena. Por su parte, Souza, de 48 años, fue hospitalizado en la misma ciudad del estado de Nuevo México y dado de alta horas después de recibir tratamiento por el balazo. 

Lo que no se sabía, y acaba de revelarse gracias a los registros judiciales del caso, es que el asistente de dirección, no tenía conocimiento de que la pistola de utilería pudiera tener balas reales en ese momento.

Los registros de la investigación del caso, que está en manos de la Policía de Santa Fe, detallaron los minutos previos al accidente en el Rancho Bonanza Creek y las llamadas al 911 permitieron reconstruir el caos que siguió cuando los miembros del equipo llamaron pidiendo auxilio. 

En una de las llamadas, una mujer que se identificó como supervisora de guiones dijo al despachador del 911: "Hemos tenido dos personas a las que les han disparado accidentalmente con una pistola de utilería”. 

Necesitamos ayuda inmediatamente", rogó la mujer cuya identidad no se ha revelado y cuyo relato fue publicado por el periódico The Albuquerque Journal.

"¿Estaba cargada con una bala de verdad?", le preguntó un despachador.

"No... No puedo decírselo... Y este AD (insulto) que me gritó en el almuerzo -preguntando por las revisiones, este hijo de p... se supone que debe revisar las armas, es responsable de lo que sucede en el set", respondió angustiada la mujer que al decir AD se refería al asistente de dirección. 

"Estábamos ensayando y se disparó y salí corriendo, todos salimos corriendo", contó la supervisora de guiones por teléfono.

Según reportaron varios medios en Estados Unidos como Deadline y Los Angeles Times, este no era el primer incidente con armas de fuego dentro del set de “Rust”.

Unos días antes, un arma se había disparado sola mientras la tenía en sus manos una persona, según denunciaron personas vinculadas a la producción de la película.  

Baldwin y su equipo estaban rodando en ese momento un western que narra la huida de un adolescente que -paradójicamente- es procesado por un asesinato accidental.

Hasta el momento, nadie ha sido acusado por el incidente y la Oficina del Sheriff del Condado de Santa Fe está investigando. Baldwin dijo casi un día después de la muerte de Halyna en sus redes sociales que está cooperando con las autoridades. 

El periódico Los Angeles Times informó que un sindicato con sede en North Hollywood que representa a los trabajadores de utilería envió un correo electrónico a los miembros el viernes diciendo que el disparo que mató a Hutchins e hirió a Souza fue con "una sola bala viva".

Halyna, que estaba casada y tenía un hijo. Fue trasladada por aire al Hospital de la Universidad de Nuevo México, donde fue declarada muerta. Souza fue transportado al Centro Médico Regional Christus St. Vincent.