Idôle

Los puntos de venta en Puerto Rico ahora cuentan con una fuente para rellenar los envases de Idôle.

La marca de belleza francesa Lancôme está incentivando la transformación global con su nuevo programa de sostenibilidad Caring Together for a Happier Tomorrow, cuyo objetivo principal es empoderar a sus consumidores para que tomen decisiones de consumo de belleza más sostenibles, ofreciendo productos recargables y reciclables.

Lancôme reconoce que la preservación del planeta está en un momento crítico y a través de este programa de responsabilidad social persigue convertirse en un ente de cambio. Con ese objetivo nace la idea de tener fuentes en los puntos de venta destinadas a recargar los envases de Idôle, fragancia que busca reclutar a una nueva generación libre y consciente de los retos ambientales actuales.

“En los últimos años, la demanda de productos sostenibles y de origen ético ha crecido enormemente. La globalización ha hecho que los consumidores sean más conscientes de los efectos que la fabricación de productos tiene en el planeta. En ese sentido, en el mercado de Puerto Rico ya hemos comenzado a adaptar el programa global con la fuente de recarga para la fragancia Idôle”, destacó Raisa Maldonado, gerente de Lancôme en L’Oréal Caribe.

Lancôme escogió como embajadora de Idôle a la actriz Zendaya Maree Stoermer Coleman, una de las pioneras del cambio, para compartir un mensaje de sostenibilidad, empoderamiento y diversidad al mundo. La marca apuesta a la figura de Zendaya como imagen principal para los productos de la línea Idôle, que también extiende su ofrecimiento a productos de maquillaje, como la nueva mascara Lash Idôle.

El objetivo de Lancôme en el 2025 es que todas sus fragancias mejor vendidas y productos para el cuidado de la piel sean 100% recargables. Y en ese mismo año, pretenden que el 70% de los ingredientes de los productos de la marca sean renovables y que el uso de vidrio reciclado alcance el 30% del total. Además, todas las materias primas utilizadas por la marca procederán de fuentes recicladas o biológicas para 2030.