estefania soto harry robles

Estefanía Soto, aquí en el desfile de gala en un diseño de Harry Robles, se espera que regrese a la Isla mañana. >Suministrada

Estefanía Soto Torres, Miss Universe Puerto Rico (MUPR) 2020, se mostró complacida con su participación en la edición 69 del certamen, celebrada en Florida, donde se ubicó entre las diez semifinalistas.

“Misión cumplida… ¡Qué noche y qué honor representar a mi bella isla el escenario universal. Agradecida intensamente del amor y apoyo de ustedes”, escribió la reina de 29 años en sus redes sociales.

Su padre, Ariel Felipe Soto, se expresó sorprendido con que su hija no lograra pasar a etapa de las cinco, reacción que comparte MUPR.

“Las primeras palabras (de Estefanía) fueron: ‘papi me lo hicieron otra vez’ y la entiendo”, reveló a Wapa.

Denise Quiñones, directora de MUPR, dijo sentirse satisfecha con su tercera reina, pero reconoció a Noticentro que la “belleza y cualidades también son bien subjetivas”.

Cabe destacar que bajo el mando de Miss Universe 2001, las delegadas boricuas han logrado su clasificación por los pasados tres años. Kiara Liz Ortega se ubicó en el Top 5 en 2018, mientras que Madison Anderson Berríos llegó primera finalista en 2019. Sin embargo, la reciente corona para Puerto Rico en el concurso data de 2006, con Zuleyka Rivera, quien este año formó parte del jurado.

Impera la sorpresa

La sorpresa con la exclusión de Soto en el grupo de cinco, también la comparte José “Joselo” Castro, experto en certámenes de belleza, aunque no así eel triunfo de Andrea Meza.

“Yo sí pensaba que ella iba a entrar. Solo puedo pensar que el jurado estaba buscando algo diferente porque el ‘performance’ de ella estuvo excelente”, afirmó el llamado “Tío de las reinas a EL VOCERO.

“Una cosa que los fanáticos a veces no entendemos, es que dentro del nacionalismo nos cegamos y vemos que la nuestra es la única opción, y estas nenas, todas estaban compitiendo de tú a tú”, sentenció.

Castro señaló lo difícil de establecer qué sucedió con Soto, dado a que se desconoce el sistema de votación de la organización.

“Antes, se sabía que una vez eran llamadas las semifinalistas, cada categoría comenzaba en cero. Ahora no dicen nada. La organización no da información de si las competencias son acumulativas, de si arrastras puntos de la preliminar o sencillamente, cada una de las categorías se cuentan como ‘rounds’”, abundó.

En cuanto al desempeño de Estefanía, dijo que a pesar de haber sido ejemplar, no la sintió con la misma fuerza que en preliminar.

“En la preliminar se proyectó un poquito más ‘sassy’, más sensual, y leí a gente que dijo que no tenía que hacer eso porque era una mujer elegante... Es una interpretación mía porque no sé si hubo algún cambio en la estrategia de cómo modeló. Creo que lo hizo muy bien, pero un poco más conservador que en la preliminar”.

A su juicio, le favoreció el cambió del vestido plisado verde, de Eclíptica, al diseño blanco con torso transparente y pedrería, de Harry Robles.

“Aquí lo que pasó es que Estefanía estaba en una competencia que era bien pareja, y hace tiempo que yo no veía algo así”, opinó al tiempo que habló sobre la nueva Miss Universe.

“Andrea viene de participar en un concurso (Miss World) donde había 115 mujeres compitiendo. Viene de un trasfondo de trabajo social bien fuerte. Es una chica que domina el inglés, es ingeniera de software, y a parte de eso, le sumas sus atributos físicos y una personalidad que es arrolladora, y te vas con ella”, argumentó, quien siempre tuvo a la mexicana liderando su lista de favoritas.

A favor de los cambios

Castro favoreció el nuevo formato del concurso, porque no encontraba justo el sistema de elección de cinco candidatas por continente. No obstante, consideró que sigue siendo un espectáculo que podría manejarse en un menor tiempo.

“Los cambios fueron buenos porque mucha gente quiere empoderamiento y todas esas cosas en el certamen. Pero al final, lo que los fanáticos quieren es una reina bella que sea empoderada o una reina empoderada que no sea tan bella, que es lo que nos ha estado dando la organización en los últimos años. Las redes han tratado de hacer estos movimientos tan grandes que se le da demasiada prominencia a lo que en realidad es un espectáculo comercial de belleza para atraer patrocinadores, que son marcas que generan dinero, y si la reina no genera dinero, hay que hacer cambios como los que se vieron este año”, destacó.

De otra parte, consideró monótona la animación de Olivia Culpo, Miss Universe 2012, y el actor Mario López y las intervenciones de las exreinas Paulina Vega, Demi Leigh y Cheslie Kryst. Mientras la actuación del cantautor puertorriqueño Luis Fonsi le pareció improvisada. Destacó incluso, que el boricua no interactuó con las finalistas durante su presentación, como normalmente ocurre, y esto pudo haberse debido a no pudo estar en el ensayo final, debido a que estaba sustituyendo a Pitbull.

De otro lado, adelantó que, según sus conversaciones con los directores nacionales, la próxima edición de Miss Universe sea en diciembre de este año, y que posiblemente vuelva a Estados Unidos.

Locations