Marta Casals

La viuda de Casals destaca la importancia de mantener vivo su legado, así como eventos culturales como el Festival Casals, abatido por los constantes recortes presupuestarios. >Archivo/EL VOCERO

La chelista puertorriqueña Marta Casals Istomin, quien ha ejercido una influencia cultural emblemática y avasalladora desde el primer Festival Casals en 1956, busca mantener vivo el legado de Pablo Casals (1876-1973), no tan solo a través del festival próximo a cumplir 65 años de establecido, también con el traslado de gran parte de la memorabilia del maestro al Museo Defilló, en Mayagüez.

Tras la desaparición del Museo Pablo Casals, en Viejo San Juan, la viuda de Casals ha permanecido en custodia de los tesoros culturales del músico español, considerado uno de los mejores violonchelistas de todos los tiempos.

“Todo ha sido muy difícil y hay muchas cosas pasando en Puerto Rico desde que desapareció el Museo Casals de la Plaza de San José, que fundé en 1995 y que le hacía dúo al Museo de El Vandrell de Barcelona, donde nació el maestro. Está el Museo Defilló de Mayagüez, donde nació su madre puertorriqueña y es una de las cosas que estoy tratando de resolver. Di en préstamo todas sus cosas y está todo guardado en un almacén. Hemos hecho todo lo posible para cuidarlo”, comunicó Marta Casals Istomin en entrevista con EL VOCERO.

Pablo y Marta Casals

El maestro y Marta Casals frente al Museo Defilló, en 1967. >Suministrada

La expectativa es que el Museo Defilló en la Sultana del Oeste, albergue a partir de abril, gran parte del material que se encontraba en el museo en San Juan, incluyendo memorabilia, partituras e incluso, el emblemático chelo del artista.

“Me he reunido con el alcalde de Mayagüez (José Guillermo Rodríguez), que quisiera que en el Museo Defilló se depositara el legado de la Fundación (Casals), que está muy bien. Él es un hombre de gran entusiasmo y lo importante es preservar la historia. Hemos hablado con un pensamiento en altura y quiere que el museo no se vaya a ningún sitio. No es lo mismo con el Festival Casals, que cada año le quitan más dinero, pero pasa en todos sitios. Espero todo eso se arregle”, dijo Casals Istomin, quien ha tenido a cargo prestigiosas instituciones como el Kennedy Center de Washington, D.C. y la Fundación Casals.

Cabe recordar que Marta conoció al maestro Casals a los 14 años, en Perpignan, Francia. Bajo su dirección siguió estudiando en Prades, a partir de 1954. A su regreso a la Isla, participó en varios conciertos junto a Casals, hasta su matrimonio, cuando Martita Montañez Martínez alcanzaba los 20 años. Ese mismo año se instala el Festival Casals en Puerto Rico.

Casals Istomin subrayó la importancia de mantener no tan solo el museo, también el Festival Casals, a pesar de los retos económicos evidentes.

“El dinero siempre es difícil para conseguir, la cuestión es que haya el interés, el deseo de que todas estas cosas existan. En las circunstancias difíciles que vivimos, es muy relevante la cultura y no dejar caer calidad humana de nuestra vida. Tenemos que luchar por lo que uno cree y que la isla siga hacia arriba y que no pierda ese amor a la música y estos valores del arte y el espíritu”, reiteró.

De otra parte, José Delanoy, con cerca de tres décadas con la fundación, fue el curador del Museo Casals y se encarga de la labor educativa musical y de preservación histórica del del maestro Casals. Entre las cuatro exposiciones que ha montado se encuentran Pau Casals la música para vivir, una retrospectiva fotográfica de toda su vida en 2003. Hizo un intercambio, Pablo Casals y el exilio, en 2009, con módulos de información acompañados de memorabilia personal que se tuvo que ir de España después de la Guerra Civil Española. Vino entonces Los Defilló, familia de Pablo Casals en el Caribe de 2006, documentando a su madre puertorriqueña, considerada en Cataluña como indiana, donde conoce a Carlos Casals, padre del maestro.

Delanoy precisó además, que “Doña Marta quiere que la fundación tenga más visibilidad dentro de este museo. Por ello, la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades ha seleccionado a la profesora Carmen Leonor Rivera Lassén como humanista residente de la Fundación Casals para promover proyectos de literatura infantil con la temática musical”.