Moraima Oyola

La coanimadora del mañanero En ruta, de Nueva Vida 97.7 FM, también cuenta con un segmento en ¡Viva la tarde!, de Wapa. >Suministrada

Durante este 2021, la motivadora Moraima Oyola continuará con su objetivo de compartir palabras de aliento, para mantener una actitud positiva ante las eventualidades de la vida.

“Mi intención es motivar y llevar aliento en un idioma universal, que pueda ser entendido por niños, jóvenes y adultos”, indicó Oyola, quien cuenta con el segmento Vamos por más, los lunes en ¡Viva la tarde!, por Wapa TV y Wapa América.

Su objetivo, asegura, lo ha cumplido y ha sobrepasado las expectativas, a juzgar por los comentarios en redes sociales.

“Personas en depresión me escriben diciéndome que no pueden más, que están a punto de tirar la toalla. Mi mensaje es enfático: lo que estamos viviendo es temporero, la eternidad se interrumpe con el tiempo. No todo es eterno. Lo que vives hoy no determina quién eres mañana porque es temporero”, indicó a EL VOCERO.

Aunque se centra en ello, no pierde de perspectiva los tiempos difíciles que atraviesa la humanidad.

“Nuestros antepasados vivieron sobre 19 pandemias. Esto no es nuevo, es histórico porque no lo habíamos vivido a esta magnitud. Las oportunidades hay que defenderlas y ahora lo que vivimos nos ha dado la oportunidad de entrelazarnos más como familia. Además de ser más empáticos con quienes están en un hospital porque ahora mueren solos, no tienen una mano amiga que los visite. Ese sufrimiento de otro es lección de vida para uno”, manifestó.

Su mensaje primordial es recordarle a la ciudadanía que la escuela es diferente a la vida.

“En la escuela primero te dan la lección y luego el examen. En la vida es al revés. Esa lección nos va a tocar a todos en algún momento, de diferentes maneras. Los problemas siempre van a llegar a nuestra casa, ya sea en forma de enfermedad, por rebeldía de un hijo o escasez económica. Pero aunque lleguen a la sala de mi casa, no tengo que ofrecerles una silla para que se sienten”, expuso la también conferenciante.

En ese sentido, agregó que “la realidad es que el problema llegó. Pero la verdad va por encima porque cuando trabajas con esfuerzo y determinación, puedes borrar las aplicaciones de la vida, como haces en un celular. Si permites que las dificultades entren y las añades como aplicaciones te agotan tu energía. Necesitamos borrarlas”, puntualizó.

A manera de ejemplo, estableció el pensamiento fatídico de que la pandemia no va a culminar, que surgió para motivar a las personas a mantener el encierro.

“¡Podemos seguir viviendo! La peor muerte es la que se lleva por dentro porque se tiraron en esa aplicación de que no vamos a salir de esto. Es mejor pensar que estamos en un proceso que tiene fecha de expiración”, ilustró.

La también coanimadora del programa mañanero En ruta, de Nueva Vida 97.7 FM, aprovecha los medios de comunicación para motivar a las masas.

“El medio tiene que llevar la noticia tal cual está pasando y mucha gente se asusta. Para mí es importante encima de esa noticia negativa, poder llevar un mensaje de motivación. Es cierto el aumento en contagios y las muertes, pero muchos se han sanado y levantado”, expresó.

En este 2021 y la realidad de la pandemia, a su entender la determinación es vital.

“No nos podemos quedar esperando qué va a pasar, tenemos que ser proactivos. Tenemos que disciplinar la mente a estar positivos, por más momentos negros que vivamos. Debemos hacerlo por los nuestros, para dejar un legado a la generación que viene detrás”, instó.

Dos décadas de Forjando un Nuevo Comienzo

En su caso, ese legado lo enfoca a empoderar a la descendencia futura.

“Quiero que la generación que viene diga: ‘si nuestros padres pudieron, nosotros podemos’. No es tiempo de estar en las trincheras, es estar en las batallas porque somos parte de la historia. Siéntanse orgullosos de las heridas porque son marcas de que estuvimos en la guerra y vencimos. Es un legado de ánimo y apoyo porque la próxima generación va a estar echando al País hacia adelante, cuando nosotros estemos en retirada”, sentenció.

De otra parte, Oyola celebró 20 años de ayuda social a través de su fundación Forjando un Nuevo Comienzo. En la misma ofrecen empleo a jóvenes exconfinados, desertores escolares y madres solteras; brindan tutorías a niños de residenciales públicos y barriadas; y cuentan con el hogar de rehabilitación Amparo.

“Rompa su compromiso con el miedo porque a veces sin darnos cuenta nos comprometemos con él y la inseguridad. Yo viví muchos años comprometida con el miedo a hablar y al fracaso, y tuve que aprender a romperlo enamorándome de la confianza y la fe. El tiempo está difícil, pero la lluvia cae de las nubes negras y vienen lluvias de bendiciones”, puntualizó quien próximamente realizará un show virtual junto a su hermano, el también comediante Amaury Oyola.