Italy Soccer Serie A

Las muertes de Diego Maradona y Kobe Bryant causaron conmoción en el mundo y se sumaron a otros decesos de figuras prominentes como Sean Connery, Juliette Greco, Little Richard, Ruth Bader Ginsburg y Javier Pérez de Cuéllar en el 2020.

Tanto Maradona como Bryant partieron a temprana edad. Bryant, astro de la NBA, tenía 41 años cuando se estrelló un helicóptero en que viajaba. También fallecieron su hija de 13 años y otras siete personas.

Maradona, autor del mejor gol en la historia de los mundiales según la FIFA (ante Inglaterra en 1986, cuando Argentina se coronó campeona) y uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, si no el mejor, tenía 60 años al morir por una descompensación cardíaca que le generó un edema pulmonar. Tenía una salud frágil, consecuencia de múltiples adicciones.

Ginsburg fue un verdadero fenómeno cultural en Estados Unidos por su defensa de los derechos de la mujer. Sirvió 27 años en la Corte Suprema, donde fue líder del sector liberal. Bajita y de aspecto frágil, tenía una enorme fortaleza.

Pérez de Cuéllar, secretario general de las Naciones Unidas de 1982 a 1991 y hábil diplomático, es el único latinoamericano que ejerció ese cargo. Medió en el cese al fuego entre Irak e Irán en 1988 y ayudó a restablecer la democracia en Perú, su país.

El mundo del espectáculo perdió a Sean Connery, actor de dialtada trayectoria que popularizó las películas de James Bond, y a Juliette Greco, cantante y actriz que fue un verdadero símbolo cultural de Francia y musa de los filósofos existencialistas del período de postguerra. También fallecieron el caricaturista argentino Quino (creador de Mafalda), el actor Chadwick Boseman (de cáncer, a los 43 años), Eddie Van Halen, Little Richard, Olivia de Havilland, Kirk Douglas, Max von Sydow, Diana Rigg, Ian Holm, Franca Valeri y Christo, el artista que cubría grandes estructuras con telas.