Miss España

Andrea Martínez busca darle a España su segunda corona en Miss Universe. >Josian E. Bruno/ EL VOCERO 

Estefanía Soto, Miss Universe Puerto Rico, no es la única aspirante a la corona que ostenta Zozibini Tunzi, con un toque boricua en el Seminole Hard Rock Hotel & Casino, en Florida.

Andrea Martínez, Miss Universe España, busca dar el segundo título a su país en los 69 años del certamen, de la mano del puertorriqueño Miguel Deliz, junto a quien afina su proyección escénica, en complemento a su pasarela europea.

“Estoy preparándome para poder cambiar toda mi vida en una ciudad nueva y empezar otra vez de cero, con unas responsabilidades superiores. Es la parte del entrenamiento que más me ha consumido y de la que más orgullosa estoy, porque ahora sí puedo decir estoy lista”, expresó a EL VOCERO la beldad de 27 años y 5’9 de estatura.

El que España solo haya logrado la corona en una ocasión, en 1974 con Amparo Muñoz, no le añade presión a Martínez.

“Presión es la que me pongo a mí misma. Es grande la responsabilidad que tengo de ser Miss Universo España, pero si me dejo guiar con las presiones no voy a ser capaz de dar mi 100”, sentenció quien se define como transparente, natural y empática.

Por su parte, Deliz —quien ha tenido a su haber el entrenamiento de varias reinas en la Isla como Zuleyka Rivera, Miss Universe 2006— destacó que el hecho de que Andrea sea modelo en Europa favorece su dominio de ese tipo de pasarela.

“Hemos reforzado la proyección escénica y la oratoria, que es uno de sus fuertes. Ella tiene buena capacidad de transmitir un mensaje”, amplió.

Aunque la reina había visto el desempeño de algunas candidatas a través de las redes sociales, no soltó prenda sobre a quienes considera su mayor competencia.

“Algo que aprendí en el certamen de Miss España es que puedes tener tu idea de quienes son tus favoritas, pero no vas a estar acertado hasta que no llegue la competición, conozca a las chicas, interactúe con ellas y veas como se expresan o si aguantan el ritmo de la competencia. También, hay que conocer sus historias de vida, hay muchas que no lo han contado. Entonces, la idea que pueda tener ahora es muy subjetiva. Al final están buscando una embajadora y eso solo se va a ver en la competición”, puntualizó.

Con el corazón dividido

Sobre la boricua, resaltó que “es preciosa, eso es innegable, la cantidad de idiomas que habla, como se expresa, la dulzura que transmite, así como su seriedad e inteligencia... Creo que es una candidata súper completa. Va a ser una de las verdaderas rivales a abatir”, opinó la beldad, quien trabajó con en el departamento de ventas en Emporio Armani.

Mientras que para Deliz, está edición del Miss Universe representa una mezcla de sentimientos.

“Voy a gritar Puerto Rico igual de fuerte que España. Mi familia es de raíces españolas y vivo en Puerto Rico. Soy orgullosamente boricua, pero también estoy sumamente feliz de representar a Miss España. Además, hay un grupo de puertorriqueños talentosos que han apoyado a Andrea”, compartió.

Mencionó, por ejemplo, a los diseñadores José Carlos y Luis Lópes, quienes aportaron parte del ajuar que podría lucir la reina española durante las entrevistas con el jurado y la gala, respectivamente. El traje típico proviene de España.

Sobre Estefanía —a quien tuvo la oportunidad de ver durante la competencia local— expresó que “veo una evolución bien marcada. Estefanía, va solida al concurso con un grupo de trabajo que ha hecho una labor impecable, de lo cual también me siento orgulloso”, acotó Deliz desde el Hotel Palacio Provincial en Viejo San Juan, previo a viajar a Florida junto a la reina.

“Me sentiría muy feliz de poder repetir el evento de 1985, en el momento en que España y Puerto Rico estuvieron agarrados de la mano y la suerte estaría echada”, añadió Deliz.

Andrea por otro lado, compartió lo que piensa busca Miss Universe en esta edición, marcada por la crisis sanitaria.

“Lo que está necesitando la organización es una mujer que pueda superar esa adversidad y seguir enviando mensajes al universo estando en la primera línea de batalla. Y, esto que estamos haciendo de ir hasta allá con pandemia, muestra que somos capaces de superar cualquier reto”, sostuvo.

Cabe destacar que para la realización del concurso, se han prestablecido medidas de seguridad que incluyen la realización de la prueba PCR, con resultados negativos a covid-19 de todas las candidatas. Además, se solicitó a las participantes adelantar material audiovisual para la final del 16 de mayo.

Martínez entiende que los certámenes de belleza están evolucionando y le ve larga vida. Sobre si le haría alguna modificación, indicó: “Creo que los cambios tienen que adecuarse al tiempo. Por ejemplo, ahora mismo no se puede hacer todo tan presencial, así que la exigencia es crear los vídeos por nuestra parte y enviarlos”.