De laborar en las oficinas principales de Giorgio Armani, en Milán, Andrea Martínez Fernández se convirtió el sábado en Miss Universo España 2020.

Su entrenamiento para el certamen internacional de Miss Universe será en Puerto Rico, tan pronto la pandemia lo permita y comience la distribución de la vacuna.

La joven de 27 años y seis pies de estatura, trabajó desde sus 17 años como modelo en Madrid, París y Dubai.

Sin embargo, en Milán realizó estudios en administración y dirección de empresas hasta mayo, cuando la pandemia provocó su salida de Italia y regresó a su hogar.

“La familia Armani dio la directriz de no renovar contratos y me quedé en el paro (desempleo). Tenía que pagar mi piso (apartamento), gastos y con la pandemia no había trabajo. Decidí regresar a España, donde iba a estar más tranquila en mi casa”, explicó la reina a EL VOCERO.

Aunque en Armani deseaban que retornara a laborar, surgió la segunda ola de contagios y se le presentó la oportunidad de competir en el certamen “que me cambió el destino”.

“Me lo propusieron a finales de agosto y el casting fue en septiembre. De estar en Milán y volver a casa, ahora soy Miss Universo España”, señaló emocionada.

Andrea compitió con 16 candidatas. A pesar del Covid-19, tuvieron la experiencia de realizar el certamen con público y hospedarse en Los Olivos Beach Resort, en Tenerife.

Miss España 2020.jpg

Las concursantes desfilaron con la mascarilla en la mano, en caso de necesitarla. >Suministrada

“Desde el principio para la organización era clave que estuviésemos protegidas, que no hubiese riesgo ni para nosotras ni las demás personas en el hotel. Tuvimos que hacernos la prueba y demostrar que estábamos negativo para alojarnos. Respetamos el distanciamiento siempre”, aseguró.

El adaptarse y celebrar la competencia es para ella ejemplo para otras franquicias que recurrieron a la opción virtual, porque “hicimos presencial el show y hemos superado la barrera del Covid. Nadie arrojó positivo”.

En la pasarela desfilaron sin mascarilla, aunque la tenían en la mano derecha por si la necesitaban.

“Sólo íbamos a estar nosotras en el escenario y estábamos negativas, así que no teníamos puestas las mascarillas para que se diera una mejor visibilidad. El público sí la tenía puesta y estaba en mesas con mucho distanciamiento”, explicó.

Admira a Zuleyka Rivera

La primera noche de su reinado le permitieron quedarse con la corona en la habitación, que es una nueva joya de platino con rodio, cristales austriacos y zirconias.

“Tengo muchas ganas de empezar a trabajar, es una ilusión increíble. Todavía no me creo que soy Miss Universo España. Coloqué la corona en la mesita de noche y desperté entre su brillo y glamour. Fue tan bonito e idílico empezar el día así”, recordó.

Su preparación en la Isla estará a cargo del puertorriqueño Miguel Deliz y Cres del Olmo, director ejecutivo y presidente, respectivamente, de Nuestra Belleza España.

“Me han adelantado que Miguel es tan exigente como Cres, por lo que puedo conseguir la excelencia. Va a ser una preparación muy intensiva. Tengo ganas, estoy dispuesta a aprender todo lo que me puedan enseñar. ¡Les pido paciencia!”, dijo riendo.

En cuanto a qué debe reforzar, Andrea expuso “¡Todo! Porque hasta ahora me he preparado a mí misma. No sé si estoy a la altura del internacional, pero soy muy exigente y nunca creo que estoy completamente lista. Siempre voy a querer un poco más y me voy a encontrar muy a gusto con Miguel y Cres. El éxito se alcanza buscando el pequeño detalle para poder pulirlo”.

Por cierto, su Miss Universe boricua favorita es Zuleyka Rivera, por “su elegancia y su pasarela que es un espectáculo. En 2006 se comía las cámaras”.

La reina compitió en 2015 como Castilla de León en Miss Mundo España, sin ninguna preparación y quedó en el top 10. Además, en su ciudad fue presentadora de televisión; habla español, italiano, inglés y francés. Desde sus 5 años hasta los 18 practicó el baloncesto y el atletismo.

Sus expectativas con este reinado abarcan lo profesional y personal.

“Espero el éxito, que para mí no es quedar como la campeona sino dar el 100% porque de esta manera puedes conseguir la mejor versión de ti. Mi objetivo es traer la corona internacional o quedar lo más alto posible y representar a España como se lo merece”, afirmó.

Esta soberana sería la segunda española en obtener el título internacional, siendo la primera Amparo Muñoz, en 1974.

“Más allá de tener una Miss España es proveerle a la organización de Miss Universe una mujer de visión internacional y con características que llamen la atención y gusten al ojo de todos los países. Tengo mi corazón sumamente contento de contar con una representante de una calidad de ser humano inigualable”, detalló Deliz.

De acuerdo a este directivo, la organización Miss Universe “no ha manifestado fecha específica para el certamen. Había hablado del primer o segundo trimestre de 2021”.