Munecas MAC

La artista gráfica Marta Pérez García explica el origen de su proyecto. >Suministrada

El performance, Si te cojo… cuerpo, mujer, rotura, de la artista gráfica Marta Pérez García, que inaugura este sábado, a las 4:00 p.m., en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) de Puerto Rico, sita antigua escuela Labra de Santurce, constituye una pieza de arte-documento, que recoge el complejo y alarmante tema de la violencia doméstica.

Como parte del Taller Vivo del MAC, Pérez García se interna en hábitats de mujeres refugiadas como víctimas de género, para dejar testimonio en la fabricación de muñecas, que como ha sucedido a través de la historia, han representado el alter ego de quienes las poseen.

La instalación de la pieza final invita a la reflexión partiendo de una autocrítica confesional, impregnada en este objeto de diversión. El momento crucial es que cada muñeca obtiene su propia signatura, partiendo de su causa particular, haciendo frente al abuso de un ser contra otro.

“Pensé en hacer algo relacionado con el cuerpo y de ahí surge este taller como cuerpos e historia. Los empecé en Estados Unidos, con un grupo bien grande de mujeres inmigrantes. Yo no quería ponerles muñecas, pero me di cuenta que lo maravilloso fue que en aquel grupo de féminas escuché que las muñecas las transportaban a su país de niñas; mientras otras decían que nunca tuvieron una. Utilicé el material de las pantimedias, que es algo que te restringe. Lo utilizo como la piel y porque se rompe fácilmente. ¿Y, qué haces? Lo coses. Para mí ese referente significa que vas a coser y reflexionar sobre todas tus heridas”, explicó Pérez García en entrevista con EL VOCERO.

Muñecas MAC 2

Muestra de los trabajos realizados en los talleres. >Suministrada

El proyecto de inmersión, multimediático e interactivo, toma forma en Puerto Rico en comunidad y se constituye en primer paso para posicionarse dentro de una rehabilitación. La artista precisa que son décadas discriminando contra la mujer maltratada, “a palo, puño y bofetá’, como dice la canción. Para ello exhibe en sus talleres prototipos de mujeres maltratadas hasta estilizadas y grotescas, como modelo de expresión individual y única.

“He hecho como nueve talleres aquí y antes de crear mis muñecas, cosía el material que es muy difícil, me grababa y hablaba sola. Quería saber qué significaban estas muñecas y pude decir mi propia historia. Lo del audio es bien importante porque al entrar a la exposición sirve para escucharnos todas”, añadió la artista.

Locations

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.