Camilo

Su primera propuesta discográfica incluye colaboraciones con Pedro Capó, Rauw Alejandro, Shakira y su esposa, entre otros. >Suministrada

La espiritualidad marca la carrera y música del cantautor colombiano, Camilo, quien considera habita en el género “de canciones transparentes”.

Con éxitos como Tutu y Tattoo, junto a los boricuas Pedro Capó y Rauw Alejandro, respectivamente, recién estrenó su disco debut como solista llamado Primera vez.

“Tengo la certeza que mi carrera y mi música son instrumentos de un plan mucho más grande que yo. Soy una excusa, estoy sembrando cositas en el mundo, pero sé que es Dios quien está agarrando mi carrera y haciendo su plan. Mi objetivo es generar nuevos espacios que llene Él”, explicó a EL VOCERO.

Asimismo, se deja guiar cuando compone sus canciones, aunque su esposa Evaluna Montaner —con quien se casó el pasado mes de febrero— es su directora creativa.

“Sin duda (ella) es la penúltima (palabra), y no creas que la última la tengo yo. La penúltima porque en la última siempre hay un asunto espiritual de poner en manos de Dios y decir: ¿esta canción sí es la que es o no? Ponme en mi corazón si esta vaina es la que es o no”, afirmó con dulzura.

Este tiempo de cuarentena lo ha beneficiado completamente, en lugar de perjudicarlo.

De manera curiosa, supo adaptarse a estos tiempos de confinamiento.

“Me hace mucha falta la posibilidad de encontrarme con la gente en la calle a celebrar las canciones. Es lo único que me falta en la ecuación”, afirmó.

Por cierto, a Camilo le da pudor que lo llamen artista, más bien se considera un artesano.

“Artista es como un regalo que te dan y el que me consideren un artista lo recibo con un amor tremendo. Me identifico más como un artesano. De lo hecho a mano que es la artesanía, de lo hecho en casa, del cuidado manual y rudimentario del detalle, de eso sí conozco y de eso me jacto”, puntualizó.

Testimonio y testamento en Primera vez

Su producción discográfica consiste de diez temas, entre estos las colaboraciones con Capó y Shakira (Tutu); Christian Nodal (La mitad), y junto a Evaluna (Por primera vez).

“Este álbum es un testimonio y testamento de cómo me siento hoy. No solo me propongo ser cada día más infantil con mi manera de vivir, sino que me ha pasado de una manera casi espiritual… Siento que mi vida empezó el día que comencé a escribir este álbum y eso está impreso, y todo a través del amor y la honestidad 100%”, recalcó.

Como reconoce que el disco “lleva tiempo defendiéndose de una manera preciosa”, ya está componiendo sus próximas letras.

Su junte más reciente fue en Tattoo, con Rauw Alejandro. El vídeo lo hicieron en Miami con bicicletas que tenían al alcance, familia y amistades, con quienes estaban en cuarentena.

“La canción es preciosa, pero el vídeo es bien especial también. Quedó muy honesto y real”, dijo previo a agregar sobre futuros juntes que “vienen sorpresas… pronto vamos estar compartiendo lo que sigue”.

Locations