Nomadland

La actriz Frances McDormand celebra junto a la directora Chloe Zhao. >AP

Nomadland, de Chloe Zhao, un retrato nostálgico de vidas itinerantes en caminos abiertos a través del oeste estadounidense, ganó la mejor película en la 93a edición de los Premios de la Academia, donde Zhao, nacida en China, también se convirtió en la segunda mujer en ganar el premio a mejor directora y la primera. mujer de color.

Además, su protagonista, Frances McDormand, se impuso como mejor actriz.

Mientras que Anthony Hopkins se alzó como mejor actor por su trabajo en The Father, ganándole al favorito, el fenecido Chadwick Boseman, nominado póstumamente por Ma Rainey’s Black Bottom.

La victoria de Nomadland, aunque muy esperada, coronó el extraordinario ascenso de Zhao, una cineasta lírica cuya película ganadora es solo su tercera y que, con un presupuesto de menos de $ 5 millones y con un elenco formado por actores no profesionales, - se ubica como una de las películas de tamaño más modesto para ganar el máximo honor de Hollywood.

La próxima película de Zhao, Eternals de Marvel, tiene un presupuesto aproximadamente 40 veces superior al de Nomadland. Solo Kathryn Bigelow, hace 11 años por The Hurt Locker, había ganado previamente como mejor directora.

Pero Nomadland, como una meditación llana sobre la soledad, el dolor y la determinación, tocó la fibra sensible en un año devastado por una pandemia. Fue un campeón del Oscar poco probable: una película sobre personas que gravitan hacia los márgenes ocupó el centro del escenario.

"Siempre he encontrado bondad en las personas que he conocido en todas partes del mundo", dijo Zhao al aceptar como mejor directora. "Esto es para cualquiera que tenga la fe y el coraje de aferrarse a la bondad en sí mismos y a la bondad de los demás, sin importar lo difícil que sea hacer eso".