Con más de 200 bailarines en escena, desde niños de tres años de edad hasta adultos, se desenvuelve el cuento de Navidad más escenificado en el mundo, El Cascanueces, de Peter I. Tchaikovsky, con un montaje a cargo del Taller Ballet Teatro, ubicado en Bairoa.

Subirá a escena el 19 de enero, a las 4:00 p.m., y el 21, a las 10:00 a.m., en la Sala de Conciertos del Centro de Bellas Artes de Caguas.

El libreto en esta ocasión cuenta con el mago Drosselmeyer como narrador, a cargo del veterano actor Eduardo Cortés, y ha sido adaptado por Glorimar Martínez, productora y directora de este equipo juvenil de ballet.

Carlos Madera es el director artístico de esta fantasía, que incluye a otros profesionales invitados como Carla Curet, de Ballets de San Juan; Wayne Riport y Daphne Velázquez, de Mauro Ballet; y Paola del Mar Padilla. La escenografía es de Jorge Luis Rivera.

“Es la primera vez que se representa El Cascanueces en Caguas y completo, como promoción del desarrollo de producciones locales compuesto por niños y jóvenes. También esta muestra se constituye en la oferta cultural de nuestra ciudad para toda la familia. Nuestra compañía lleva 12 años de fundada y tenemos un repertorio sólido comprometido en este gran esfuerzo artístico”, declaró Martínez.

El ballet El Cascanueces, estrenado en 1892, en San Petersburgo, Rusia, se basa en un cuento de E. Hoffman, con una adaptación del escritor francés Alexander Dumas, hijo y coreografía de Lev Ivanov. Este cuenta la historia de Clara y el Cascanueces vestido de soldado, que le ha regalado su padrino, el Mago Drosselmeyer. La historia se desarrolla en la Alemania del siglo 19, en la fiesta de Nochebuena. Al dormirse Clara, su sueño se convierte en una pesadilla cuando gigantescos ratones se aparecen y la amenazan. El Cascanueces y los soldados de plomo toman vida hasta que se convierte la obra en una gran batalla.

“Hemos hecho más de 25 producciones, tanto en los teatros de Caguas, como en el Tapia, el Centro de Bellas Artes de Santurce y el Teatro Arriví. Esta producción significa hacer realidad un sueño, al poder levantar un ballet juvenil. Podemos decir que ya contamos con un cuerpo de baile. Nuestro taller de danza es un esfuerzo de un colectivo de bailarines y actores para educar y preparar a los niños para aprender las bellas artes y que puedan utilizarlas para mejorar su calidad de vida”, apuntó la también educadora.

En sus libretos originales, el taller integra la danza con el teatro, así como múltiples disciplinas que van desde la danza clásica, el jazz, la danza contemporánea, el hip hop, la salsa y el teatro. También ofrecen clases de canto y de arte, de lunes a viernes en un programa de estudios supervisados desde las 2:00 p.m. hasta las 9:00 p.m. Los sábados el horario es de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.

Tienen una facultad de profesionales, integrada por Leticia Torres, César Ortiz, Cristina Torres, Carlos Madera, Daphne Velázquez, Natalia Barrios, Christian Figueroa, Padilla y Cortés, otrora primer actor de la compañía teatral del dramaturgo Carlos Ferrari.

“El municipio nos ha ayudado a divulgar lo educativo y cultural, aunque la parte económica la hacemos a pulmón. Incluso, cuando reabrimos después del huracán María y ahora con los temblores, seguimos una situación actual de fe y esperanza, creyendo siempre que las artes son una cura emocional para las personas y los niños especialmente. Queremos que con esta muestra la gente se divierta y se despeje”, terminó diciendo Martínez a EL VOCERO.

Para información, comunicarse al 787-303-0334 y 787-547-3354.

Locations