Paloma Suau

La cineasta oricua aplaude la evolución de la industria de cine local. >Brandon Cruz / EL VOCERO

El documental El accidente feliz cumplió un doble propósito. De un lado, expone la vida del artista plástico Antonio “Toño” Martorell como maestro y, por otro, fue un impulso de transformación personal para su creadora, Paloma Suau.

Al graduarse de NYU’s Tisch School of the Arts en Nueva York, la cineasta regresó a Puerto Rico y estuvo un año documentando la vida del pintor.

“Martorell, aparte de ser muy amigo de mis padres (Camille Carrión y Gabriel Suau), fue una presencia que siempre estuvo en mi vida. Me divertía como un personaje mágico de mi infancia. Siempre me llamó la atención su personalidad, su manera de transformar cualquier cosa, aunque fuera negativa en positivo”, recordó Suau.

A su pesar, ese material se extravió entre diversas mudanzas de oficinas. Luego de dos décadas, el artista se enteró de la pérdida y fue la excusa perfecta para recomenzarlo hace cinco años.

“Me empezó a caer trabajo comercial y las cosas de Ricky (Martin). Lo metí todo en una caja y seguí. Cuando fui a buscar el material, no estaba. Una noche me encontré con Toño en casa de mi papá y me dijo: ‘Ay, el material aquel del documental que tú hiciste’. Le tuve que confesar que desgraciadamente había desaparecido. Pensando que nunca más me volvería a hablar, me dijo: ‘Ay, que buena excusa para empezar de nuevo’”, comentó riendo.

En ese entonces, Paloma asegura, atravesaba en un momento de parálisis en su existencia.

“Estaba empezando a cuestionarme si quería seguir haciendo este trabajo. Pero él no me dejó otra opción. Cuando empecé a meterme en su vida, no sabía cuán extensa y complicada era la historia. Aparte de eso, estaba viendo cómo volvía a caer en el ritmo de documentar y reencontrar mi voz creativa”, confesó en entrevista con EL VOCERO.

En el proceso, redescubrió su pasión artística.

“El accidente feliz es la obra y vida de Toño, pero enfocada a través de su filosofía de vida y como maestro. Yo entro desde una parálisis y a través de ir capturando cómo él trabaja y aprendiendo sobre su vida, voy identificando lecciones que me fui aplicando”, explicó.

El resultado fue que al tomarlo “como un experimento” y aplicar como estudiante el método de trabajo de este artista recuperó su pasión por la cinematografía.

Así pues, estos cinco años de trabajo se convirtieron en la oportunidad para un renacer de “carrera y mi vida”.

“Son lecciones de cómo superar una crisis. Haciendo pequeñas modificaciones de cómo se interpreta lo que te está pasando, se puede lograr ser un poquito más feliz o no caer en parálisis o depresión. Dentro de todo, (este documental) es como un manual de instrucciones de cómo vivir un poquito mejor”, detalló.

“Cantacito” de Miguel Bosé y Maestra vida con Rubén Blades

De otro lado, durante nueve años la boricua documentó la vida del cantante Miguel Bosé, pero cuando estaban a punto de estrenarlo el español prefirió guardarlo.

“Eso fue un cantacito, pero hay que respetar porque es un documental bien íntimo. A él le encantó. Ojala un día lo vean porque es bien bonito y él luce increíble”, dijo la también realizadora de siete especiales musicales del Banco Popular.

Entre tanto, continúa preparándose para el proyecto Maestra vida, un musical para cine cuyo guion escribe con el cantante y actor panameño Rubén Blades.

“Ahora creo entraría de lleno en el desarrollo de ese proyecto; es una de las prioridades. Rubén va a hacer uno de los personajes. Es una producción ambiciosa y complicada. Está basada en la ópera en salsa que hizo de dos discos —llamada Maestra vida— y lo llevamos un paso más añadiendo otra línea narrativa en el presente. Esto es para dentro de un par de años”, adelantó Suau.

Uno de sus intereses es dirigir proyectos de otros, lo cual no ha hecho.

“A nivel creativo (la industria cinematográfica local) ha evolucionado mucho; hay voces genuinas bien frescas y nuevos lenguajes. Considerando el momento que estamos viviendo como país, la industria está dando la batalla”, afirmó.

El accidente feliz se exhibirá a partir de este jueves en Fine Arts de Hato Rey. El 5 de febrero fue la premier en el Teatro Pregones, de Nueva York y en abril pasará al Chicago Latino Film Festival.

Locations