Puerto Rico tendrá que esperar. Estefanía Soto no pudo coronarse como la nueva Miss Universe al quedar fuera del certamen luego de pasar al Top 10. La corona universal fue para Miss México, Andrea Meza. 

La puertorriqueña se quedó con las ganas de traer la sexta corona a la Isla, y ahora serán al menos 16 años de sequía sin que ninguna candidata lograse traer el cetro universal a casa. 

La última que casi lo consigue fue Madison Anderson Berrios, que llegó a primera finalista en 2019. Luego, la pandemia del coronavirus obligó a posponer el certamen que hoy nos llena de orgullo. A pesar de no haber ganado. Estefania tuvo un magnífico desempeño.  

En la edición 69 del certamen que se realizó esta noche desde el Seminole Hard Rock Hotel & Casino en Hollywood, Florida, Estefania había dado señales de triunfo, luego de brillar en la preliminar y en la gala de trajes típicos. 

Al colocarse dentro del grupo de las 21 semifinalistas, junto a Colombia, Perú, Australia, Francia, Myanmar, Jamaica, México, República Dominicana, Estados Unidos, Indonesia, Argentina, India, Curazao, entre otras, la boricua nos puso a soñar.

Tras pasar al Top 10 y luego colocarse entre las cinco finalistas, llegó el momento de la verdad. 

A pesar de no haber logrado pasar al Top 5, Estefanía dejó a Puerto Rico muy en alto. 

“¡Oh mi Dios! Eso fue tan veloz. Acabamos de tener nuestra bella pasarela para el traje de gala y fue la mejor experiencia hasta ahora”, había dicho emocionada en un perfecto ingles, en un video publicado por Miss Universe en Twitter durante la competencia. 

El primer grupo de semifinalistas lo completaron: Colombia, Perú, Australia, Francia, Myanmar, Jamaica, México, República Dominicana, Estados Unidos, Indonesia, Argentina, India, Curazao, Puerto Rico, Filipinas, Brasil, Gran Bretaña, Nicaragua, Tailandia, Costa Rica y Vietnam. Vietnam fue la ganadora del voto popular.

El cuadro de las 10 semifinalistas lo completaron: Jamaica, República Dominicana, India, Perú, Australia, Puerto Rico, Tailandia, Costa Rica, México y Brasil. 

El top 5 estuvo compuesto por: México, India, Brasil, República Dominicana y Perú. República Dominica fue la cuarta finalista, India la tercera finalista, Perú la segunda finalista. Brasil fue la primera finalista.

La boricua tuvo todo el apoyo de Zuleyka Rivera, quien formó parte del jurado que selecciona a la sucesora de Zozibini Tunzi, quien fue la más reciente boricua en coronarse Miss Universe en 2006.

Además de Zuleyka, Arden Cho, Brook Lee, Christine Duffy, Deepica Mutyala, Keltie Knight, Sheryl Adkins-Green y Tatyana Orozco completaron el jurado.

Soto Torres, quien enfrentó a más de 70 reinas de todo el mundo, impresionó durante la gala preliminar del viernes, tanto en su pasarela en traje de baño como con el vestido de gala, un diseño de Eclíptica, que empezó a confeccionarse en octubre del año pasado.

El traje de lurex de seda plisado estilo ombré, fue adornado con joyería dorada en hombros y cintura, hecha a la medida con detalles de cristales de Swarovski alrededor. Contó con la espalda abierta y un escote pronunciado. Mientras que el efecto ombré estaba inspirado en el paisaje de nuestra Isla, lleno de montañas que miran al océano.

Sin embargo, en los ensayos de hoy más temprano, se la había visto con un diseño blanco, que fue el que utilizó. El vestido final fue diseñado y creado por Harry Robles con el apoyo de la Dra. Anna DiMarco. El espectacular vestido fue diseñado y bordado a mano en cristales, canutillos y lentejuelas color blanco. Los detalles de los flecos fueron bordados en canutillos y cristales. El corpiño está elaborado en museta de tulle bordado y trabajado a mano en cristales de diferentes tamaños estratégicamente enmarcando los escotes.

Desde temprano en el sendero al cetro universal, la puertorriqueña se había posicionado como una de las favoritas, tanto por expertos locales como extranjeros, siendo uno de los más vocales el “Zar de la belleza”, Osmel Sousa, quien este año tuvo a cargo la preparación de la candidata de Argentina.

Al pasar a las 21 semifinalistas, se convirtió en la tercera reina bajo el mando de Denise Quiñones, directora de MUPR y también Miss Universe 2001, en conseguirlo, tras Kiara Liz Ortega en 2018 y Madison Anderson Berríos en 2019. La primera se ubicó entre las cinco finalistas, mientras que la segunda, se alzó como la primera finalista.

Olivia Culpo y Mario López tuvieron a cargo la animación de la velada, en la que participaron Pitbull y el boricua Luis Fonsi.

Soto Torres, de 29 años y 5’10 de estatura, posee un bachillerato en lenguas extranjeras con concentración en francés de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras. Realizó una maestría interdisciplinaria en mediación cultural con enfoque sociológico, antropológico y perspectiva de género. En los pasados ocho años ha vivido en seis países. Además, habla español, inglés y francés.

Locations