Requiem Mozart

Se unen el Coro de Cámara de UPRC y la Orquesta Sinfónica Juvenil de Puerto Rico. >Suministrada

Revestido de misterio el Réquiem de Mozart, desde su composición en 1791, y estrenado días después de su muerte, este se constituye en una de las piezas clásicas más exigentes del repertorio clásico. En esta ocasión se presentará en la Sala Casals del Centro de Bellas Artes (CBA) de Santurce, con intérpretes juveniles, este domingo, 21 de abril, 4:00 p.m..

Se unen en escena el Coro de Cámara de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Carolina (UPRC), y la Orquesta Sinfónica Juvenil de Puerto Rico (OSJ), bajo la dirección de los maestros Carlos Rivera Aponte y Carlos Ávila Báez, respectivamente. Las solistas de este concierto, ambas estudiantes del Conservatorio de Música de Puerto Rico (CMPR), son la soprano Laura Miah Ramos Salinas y la mezzosoprano Camille Robles Fernández. Sus profesores de canto José Ramón Torres y Oscar García de Gracia, serán los correspondientes tenor y barítono que exige la pieza.

El concierto se dedica a la memoria de la exalumna de la UPRC, Ruth M. Bonilla y su pequeña hija, Anjerymar Vilá, fenecidas el pasado 15 de febrero de 2019, en un accidente en el estado de Florida.

“La idea de hacer esta magistral obra del repertorio clásico surge luego de la participación del Coro en el Festival Internacional Corearte en Barcelona, España del pasado mes de octubre de 2018. Como parte del repertorio requerido por este festival, el coro tuvo que aprender el Réquiem de Mozart y una vez de vuelta a Puerto Rico, se logra un acuerdo de colaboración con la Fundación Música y País, gestora de la OSJ, para poder replicar este esfuerzo musical una vez más”, declaró Rivera Aponte a EL VOCERO.

El coro cuenta con 80 miembros, todos estudiantes de distintas disciplinas académicas dentro del recinto carolinense; mientras, la orquesta juvenil se compone de sobre 50 intérpretes, todos estudiantes de escuelas de bellas artes, escuelas especializadas en música y estudiantes del Conservatorio.

Para los músicos, esta experiencia forma parte de su aprendizaje profesional y la apreciación de su crecimiento musical, técnico e interpretativo. Los integrantes del coro no han estudiado música, mas su aprendizaje constituye una experiencia humanística de acercamiento a las artes que no tendrían en otro contexto.

Lamentablemente, Mozart dejó inconclusa esta obra, titulada Misa de Réquiem en re menor, k. 626. Murió el 5 de diciembre de 1791 a los 35 años de edad y cinco días más tarde, se tocan los fragmentos de la obra en una misa en su memoria. Completó el réquiem el compositor Franz Sussmayr y no Saltieri, como se presentó en la película Amadeus de Milos Forman. Este réquiem se tocó durante el funeral del escritor Gabriel García Márquez, en abril de 2014.

(2) Comentarios

cheche cheche

Interesante..

zuimaco zinato

mientras cantan y tocan tambien textean y tuitean .ya nadie puede aguantar un concierto sin textear y nadie puede meditar en la musica solo lo que piensan es en textear .dejen de mentir vocero

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.