Rene Marques

El autor abordó la Masacre de Ponce en Palm Sunday y la emigración boricua a Estados Unidos en La carreta, solo por mencionar algunos ejemplos de la influencia del clima político en sus obras. >Brandon Cruz/ EL VOCERO

Tercero de una serie

Aquel pasadizo hacia la fama que vivió René Marqués entre los años 40 hasta finales de los 50 del siglo pasado, se dio en medio de lo que se conoció como la Ley de la Mordaza en Puerto Rico, que el dramaturgo logró sortear creativamente sin sucumbir a sus creencias políticas y sociales, en defensa de la identidad criolla.

“René tenía la habilidad de señalar ciertas fallas, pero con mucha diplomacia. Con gran balance e inteligencia, señalaba lo que todo el mundo sabía, pero no se atrevían hablar. Él se expresaba bien claro sobre lo que decía, sin fanatismos, porque había una lógica: la razón de ser del puertorriqueño. La base suya no era hacer una historia sin decir nada. Hay un sistema político, una cultura también”, precisó José Manuel Lacomba, albacea del autor.

Fue el 11 de junio de 1948, cuando el entonces gobernador de Puerto Rico, Jesús T. Piñero, firmó la Ley 53, conocida como Ley de la Mordaza, que convirtió en ilegal la advocación pública de la independencia para la Isla por cualquier medio, y que también se hizo extensivo al uso de la bandera boricua. La orden, cuya violación imponía penas mayores a los $10,000 y diez años de cárcel, estuvo en vigor por nueve años.

Paralelamente, desde febrero de 1950, iniciaba en Estados Unidos la era del macartismo, dominada por acusaciones de deslealtad, subversión o traición a la patria, sin el debido respeto a un proceso legal para el acusado. Tan solo dos años después, en la Isla se estableció —el 25 de julio— la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, bajo el mando del gobernador Luis Muñoz Marín.

Contradictoriamente, desde aquel mismo gobierno que reprimía la puertorriqueñidad, se creaba un movimiento de alfabetización de pueblo a través de medios de comunicación, con artistas que simpatizaban o militaban dentro del nacionalismo que Pedro Albizu Campos comandaba.

Y es que Marqués formó parte intrínseca durante 16 años, del mayor instrumento del gobierno con esa misión; la División de Educación a la Comunidad (Divedco). Los artistas plásticos, cineastas, guionistas y técnicos tomaban los problemas inherentes de cualquier pueblo pobre, los escribían, dramatizaban con su misma gente y algunos actores profesionales y se rodaban. Luego veían las películas para educarse. Se creó también la Ley 55 del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP), que impedía la asimilación cultural.

“Esa idea de unir pintores, escritores y cineastas, todos juntos, no se ha vuelto a hacer. La División fue creación de Muñoz y se basó en el jíbaro, no en el citadino. En el campo había autenticidad y entonces René lo destacó en el teatro, la novela, en películas. Sus compañeros no eran nacionalistas fanáticos. Era un independentismo sabio, lógico, cultural e históricamente importante”, reflexionó Lacomba en entrevista con EL VOCERO sobre las razones por las cuales la represión y la censura no alcanzaron al dramaturgo.

Su amistad con Muñoz Marín

Además, Marqués fue muy cercano a Muñoz Marín, quien se mantuvo en el poder de 1948 a 1964.

“Muñoz, su amigo, aprendió que a través de la trascendencia, el arte predominaría. Un país se conoce por el arte y no por los edificios”, subrayó el también escenógrafo.

Su deseo de independencia para Puerto Rico lo reiteró en 1962 en el foro La función del escritor puertorriqueño en el momento actual, celebrado en el Ateneo Puertorriqueño.

“Tampoco esta será una verdad absoluta, porque para el escritor jamás ha de haber verdades absolutas si quiere llenar honrada y cabalmente, su función no solo estética, sino también social. Siempre habrá para él una realidad que examinar, unas contradicciones que descubrir, unos problemas que denunciar, una verdad más profunda que aprehender. Sobre esta realidad es que deseo precaver al escritor puertorriqueño de hoy y mañana”, añadió entonces.

Una tras otra, sus obras giraban en torno al descubrimiento de su identidad puertorriqueña.

Palm Sunday, con el tema de los nacionalistas asesinados en la Masacre de Ponce; La carreta, que pintaba la emigración como un error histórico de los boricuas y Los soles truncos, donde unas ancianas prefirieron inmolarse antes de entregar su propiedad a los bárbaros del norte.

“Hicimos el Teatro Experimental, tenía baños, hice la cortina de boca, las plataformas, los camerinos y las escaleras. Rockefeller vino a Puerto Rico y le enseñamos el teatro. Él nos dio libros para una biblioteca y equipo. En la Divedco, al hacer Una voz en la montaña, René conoce a cuatro de los personajes de La carreta hasta que estrena en Nueva York. Después de hacerla en el Teatro Experimental, René le dijo a Nilita ( Vientós Gastón) que la iba a llevar al Tapia. Entonces, Nilita dijo que no. Pelearon y se escenificó en el Tapia a 50 centavos la entrada. Pelearon toda la vida... pero se querían. En realidad El hombre y sus sueños fue su primera obra”, reveló Lacomba.

En 1958 estrenó Los soles truncos, en el primer Festival de Teatro Puertorriqueño —que por 60 ediciones viene montando la dramaturgia boricua— y vio su primera publicación la novela La víspera del hombre.

“La víspera del hombre es casi autobiográfica y el título no era ese. Se llamaría El largo atrecho. Decía entonces que atrecho es un puertorriqueñismo y no le gustaba aquel título. Entonces, le puso el actual y se la dedicó a sus hijos. Es preciosa la dedicatoria”, dijo su compañero de vida al tiempo que señaló que Marqués poseía memoria fotográfica.

Entretanto Los soles truncos, se basaba en su cuento Purificación en la calle del Cristo. El autor, que nació en Arecibo, se inspiró para los personajes en las Yamersen, tres hijas de un farmacéutico alemán que vino a la isla, que nunca se casaron y que visitaban con frecuencia a su madre.

Locations

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.