Hector Delgado

El cantante, que hace 13 años se desvinculó del apodo El Father, lanza su primer disco de corte cristiano. >Suministrada

Ver convertidos al cristianismo a compañeros como Tito El Bambino, Daddy Yankee, Wisin y Don Omar sería el mayor regalo para Héctor Delgado, quien abandonó el género urbano y entregó su vida a Dios hace 13 años.

Sin embargo, con estos “amigos y hermanos de la vida”, incluyendo a Tito -quien fuera su compañero de dúo-, asegura no puede volver a hacer música como en el pasado.

El pastor confía en la entrega de estos exponentes urbanos porque “si Dios lo hizo conmigo, lo hace con cualquiera. Esa es mi fe”.

Mientras tanto, luego de seis años de trabajo, hoy lanza "La hora cero", el primer álbum bajo su nombre y sin el apodo El Father.

“Es un disco autobiográfico, están plasmadas todas las vivencias que han ocurrido en mi vida, no solamente en estos 13 años, sino también antes de mi conversión”, mencionó Delgado, cuya intención con esta producción es “que la gente se acerque a Jesús”.

Entre las diez alabanzas de la propuesta incluye los títulos Me han hablado, Mi Dios es la paz, Ahora te llamo, Todo o nada y Te encontré.

Delgado explicó las razones para obviar el género con el que ganó notoriedad y optó por grabar alabanzas.

“Me quiero desligar de todo eso, que vean que Héctor Delgado no solamente es un cambio de personalidad, es total. Por eso todas las letras son alabanzas, con un mensaje que sé que la gente se va a identificar”, agregó.

“No soy millonario, pero soy más bendecido”

Como pastor de la Iglesia Maranatha, en Río Grande, asegura que carece de los lujos que disfrutó como cantante y productor.

“Hoy no soy millonario, pero soy más bendecido y en lo poco que Dios me ha bendecido, he visto la verdadera felicidad. Hoy no tengo las mansiones, pero tengo la familia. No tengo los carros de lujo, pero sé para dónde voy: para un cielo donde me están esperando”, estableció quien se siente millonario en Cristo.

Influye en exnarcos

De otra parte, como religioso ha influenciado positivamente a exnarcotraficantes como Alex Trujillo; José Fuentes Ayala, conocido como Pepo Loíza, y Norberto Morales, antes Berto El Indio.

“Conozco a muchos que para la gloria del Señor están trabajando con nosotros, la lista es larga. Vamos a retomar el evento Se cayó un ídolo, llevando a estos hombres que fueron narcotraficantes a los lugares que controlaban para predicarle a esa juventud que está delinquiendo, diciéndoles: ‘Se les cayó un ídolo a los pies de Jesús’”, aseguró.

Locations