Myraida Chaves despedida

La velada concluyó al ritmo de Color esperanza. >Josian E. Bruno/EL VOCERO

Lo que tanto anhelaba Myraida Chaves como directora ejecutiva del centro de Bellas Artes de Caguas (BAC), ver reabierto este espacio para el quehacer cultural y musical, ayer lo logró con un pequeño grupo de amigos, colegas y familiares para celebrar su vida.

La productora, actriz y comunicadora, entristeció con su fallecimiento a la clase artística el pasado 22 de abril, tras batallar contra el cáncer.

Pero sus amigos decidieron celebrar su vida en Siempre, Myraida, el cual se transmitió por WIPR, estación de la cual fue la voz oficial por diez años. El mismo arrancó con la proyección de fotos desde su niñez hasta su adultez y trayectoria en televisión y teatro. Luego, presentaron un video suyo con su querido amigo y actor Braulio Castillo, hijo, cantando en un carro Kitipun, de Juan Luis Guerra, dando paso al comienzo de la velada.

Precisamente, Castillo junto a la también actriz Linnette Torres, quienes mantuvieron programas con Chaves, fueron los presentadores de la velada, junto a Edgardo Huertas.

Al lado derecho del escenario, se colocó una especie de altar con la urna de sus cenizas, una foto suya, arreglos florales y un florero donde cada participante al entrar depositaba rosas blancas y saludada ante la imagen de la productora.

El sacerdote Ricky Gerena elevó una breve oración para invocar la presencia del Todopoderoso y destacó “me uno a este momento triste, pero de alegría a la vez porque Myraida ya descansas en paz, no sufres más”.

Por su parte, Torres destacó “en Bellas Artes de Caguas encontró una nueva familia y un reto que la hizo feliz y realizada”.

Asimismo, el alcalde de Caguas, William Miranda Torres, resaltó en su mensaje, en instantes con voz quebrantada: “veremos cómo sobrevivimos esto, nos reunimos aquí con mucha tristeza y dolor inmenso en el corazón. Pero por nuestra fe nos inclinamos a aceptar los designios del Señor. Se nos fue a destiempo, llena de esperanza y con gran ilusión de vida”.

Habrá misa con sus cenizas

Entre tanto, su prima hermana María del Mar Gómez Carbia, leyó un mensaje de parte de la hija de Myraida, Myriana Ortiz Chaves, quien no asistió porque “mi mamá y yo deseábamos pasar este momento en privacidad. Estos últimos meses han sido los más difíciles de mi vida; despedirme de mi mamá ha sido lo más duro, pero tengo tranquilidad de saber que descansa en paz y ya no sufre. Ella quería una misa con sus cenizas y así se hará”.

Subieron al escenario para ofrendar interpretaciones Chucho Avellanet (Himno al amor), Manolo Mongil (Forever Young), Huertas (Gracias mundo), Hermes Croatto (Creo en Dios) y Rafael José (Como fue bueno haberte conocido). Glenn Monroig cantó emotivamente a capella el éxito Por siempre, cautivando la atención de los asistentes, porque según contó la guitarra se le cayó y se partió.

Marilyn Pupo, quien enfrentó hace cinco semanas la partida de su esposo, Eduardo Pinedo, declamó un poema, así como Cristina Soler. Mientras que Uka Green compartió vivencias al estilo del espectáculo Titantos, del cual la fenecida artista fue parte integral.

El festejo finalizó al ritmo de Color esperanza, a cargo de Yanira Torres, mientras todos los participantes regresaron al plató para cantar, incluyendo a la actriz Marisol Calero, mientras los asistentes aplaudían de pie. La producción estuvo a cargo de Pedro Muñiz e Ivonne Class.

Su última aparición en tv

Según adelantó Huertas, en enero grabó una edición del programa Vidas, sobre Awilda Carbia, para el cual contó con la presencia de Myraida para hablar de su madre. Esta es su última aparición en televisión.

Francisco Zamora, compartió con EL VOCERO que desde sus 12 años conocía a Chaves porque los padres de ambos eran socios en una compañía de televisión.

“Yo estaba súper enamorado de Myraida, nunca se lo pude decir. Ella era bellísima. En 1983 cuando empieza Juventud 83, participo en ese programa como extra. Después de eso, ella escribe una columna en El Mundo y me invita a escribir con ella. Cuando fundo mi empresa ella es la presentadora de mi proyecto Autógrafos. Más allá de una gran amiga, es un ejemplo, colega y mujer exquisita que siempre tenía unas palabras bonitas que decir y las correctas”, recordó Zamora.