Angel Santana radioaficionado 1.jpg

Ángel Santana, promotor de los radiodifusores de Puerto Rico. >Suministrada

Este 18 de abril se celebra en 170 países, incluyendo Puerto Rico, el Día Mundial de la Radioafición, a partir de las 11:00 a.m., cuando se conmemora la creación de la Unión Internacional de Radioaficionados.

Esta se constituye en una confederación de grupos y asociaciones nacionales, que iniciaron esta afición y este invento de la ciencia en 1925.

“Empezaron con 25 países en aquel año y aun cuando la cifra original se ha multiplicado por seis veces, hay países que no tienen asociaciones. Puerto Rico tiene clubes de radio, y forma parte de la American Radio Relay League, que es la asociación nacional para radioaficionados en Estados Unidos. Puerto Rico es representado como un capítulo o como una sección. Dependiendo de los radioaficionados de cada estado, así será el número de secciones. California tiene nueve secciones, mientras que nuestra Isla cuenta con una”, declaró Ángel Santana, promotor de los radiodifusores del patio.

Entre sus labores se encuentra el desarrollo de las relaciones públicas de la sección de Puerto Rico; promocionar la radioafición y promover las actividades de los clubes de radio.

El día 18 muchas estaciones de radioaficionados, a través del mundo, van a estar activos en el aire, contactando a muchas de ellas con indicativos especiales alusivos al día.

En España, por ejemplo, la World Amateur Radio se encarga de ofrecer certificados de participación. Mientras que aquí, en la Federación de Radio Aficionados, se realizará una activación especial en frecuencias de HF, que son las bandas bajas y en VHF en frecuencias tanto simples y por repetidores, que pueden cubrir toda la Isla.

“Va a haber eventos virtuales, conferencias por Zoom y Facebook, y esa va a ser la única actividad grande de la Isla. Mi trabajo es llevar todo esto a las redes sociales y salir al aire buscando estaciones de indicativos especiales o a cualquier otra estación y reconocerles en su día mundial. El propósito es promocionar la radioafición, como un elemento educativo en las ciencias y una parte de servicio público. Cuando en el huracán María se cayeron las comunicaciones en todo Puerto Rico, los radioaficionados fueron los primeros en ofrecer información de bienestar, tanto a amigos y familiares que vivían afuera y si tenían alguna necesidad especial”, destacó Santana a EL VOCERO.

Guglielmo Marconi (1874-1937) fue el ingeniero electrónico italiano conocido como uno de los más destacados impulsores de la radiotransmisión a larga distancia. Así como por el desarrollo de un sistema de telegrafía sin hilos o radiotelegrafía.

Agrega Santana, que hubo muchos interesados en esa nueva rama de comunicación y nueva ciencia, y empezaron a experimentar sin intereses pecuniarios y económicos. Todavía esto se hace por amor al arte. Después de la tragedia del Titanic empezaron a tomar más auge las comunicaciones y a licenciarse los radioaficionados.

Antes la comunicación era por telegrafía, hasta que empezaron a hacer experimentos para transmitir por voz en AM. Después de la Segunda Guerra Mundial es que surgen los modos digitales, como los teletipos que son más populares hoy día. También, actualmente están las comunicaciones de radioaficionados vía satélite y rebote lunar.

“Hasta el automóvil se puede convertir en una estación radioaficionada móvil porque solo necesitas un radio, una antena y con la batería del vehículo creas tu propia estación”, afirmó Santana.

Las actividades de Puerto Rico se pueden acceder con un escáner en las frecuencias entre 145 a 148 megahertz (mhz).

Locations