Antonio Morales enero 2020.jpg

Antonio Morales, director del Departamento de Arte y Cultura del Municipio de San Juan, trabaja en el programa del evento. >Brandon Cruz/EL VOCERO 

La edición 51 de las Fiestas de la Calle San Sebastián será este mes de enero, pero sin la presencia de multitudes en las plazas públicas y calles adoquinadas del Viejo San Juan, debido a la pandemia. Se transmitirán de manera virtual, por redes sociales y por un canal de televisión, que no es WIPR.

La semana próxima se revelarán los detalles en una conferencia de prensa.

“Vamos a hacer una edición especial no presencial, aprovechando la tecnología para llevar este espectáculo sin precedentes por la situación que estamos viviendo”, indicó Antonio Morales, recién nombrado director del Departamento de Arte y Cultura del Municipio de San Juan.

La jornada se dividirá en tres días, cada uno de tres horas. El primero será dedicado a educar sobre la historia, costumbres y propósito del evento. El segundo estará enfocado en los espectáculos artísticos. Mientras que el tercero, en los artesanos y la familia. Sin embargo, trabajan en el borrador de los itinerarios por lo cual podrían incluir música el primer y el tercer día.

“Para muchos jóvenes estas fiestas o como ellos le llaman la Sanse, es vacilón, beber y bailar. Hemos perdido el propósito de por qué nacen, cuál es su significado y vamos a aprovechar para recordarle a nuestra gente qué son estas fiestas”, anticipó Morales a EL VOCERO.

Para las artesanías y artes están desarrollando una plataforma web, que el público podrá acceder para comprar las piezas. La misma permanecerá disponible un tiempo luego del festejo.

Su enfoque como director

En su gestión en el municipio, Antonio priorizará en la educación de las artes en la niñez, la juventud y especialmente en las comunidades desaventajadas.

“Quiero darle mucho énfasis a la clase artística en todas sus disciplinas, enfocarme en ubicar talleres y espacios para que expresen su arte, como bien merecen. También, quiero maximizar el potencial de nuestra cultura ante los ojos del mundo”, indicó.

Durante 13 años, Morales dirigió el grupo de teatro Viviendo el arte, en el residencial Luis Lloréns Torres, donde vivió. Luego, en 2010 formó el grupo San Juan Drama Company, que dirigió hasta 2020 y al cual nombrará a cargo a uno de sus líderes para que continúe su labor.

“Tengo un montón de sentimientos encontrados, pero es hora de cederlo. Ahora podré ayudar a muchos colectivos y grupos a lo largo de la ciudad. Quiero ayudarlos a todos con los recursos que tenemos en el municipio, quizás les puedo hacer la vida más fácil”, afirmó.

Su departamento cuenta con un presupuesto de $4 millones al año, para el pago de empleados y programas. Por lo tanto, desea realizar alianzas con empresas privadas para que estas apadrinen proyectos, colectivos, orquestas y diversidad de disciplinas de las artes. De esta manera podrá servir a un mayor número de personas.

“Necesitamos muchas manos para echar la ciudad adelante. No soy político, se trata de que si la ciudad avanza y florece, todos echamos hacia adelante”, puntualizó quien el martes comienza sus funciones en propiedad.

Cabe recordar que Antonio fue el director y escritor de la obra teatral Por amor en el caserío, que dio paso a la película del mismo nombre, de la cual fue guionista.

“La vida me ha estado preparando para lo que me espera porque tuve que trabajar en la calle, en estacionamientos con los jóvenes cuando nos quedamos sin espacio. Sé de la importancia que tienen las artes en la vida de los jóvenes y de las personas en general. Era importante que pasara por vicisitudes para lo que me espera ahora. Quiero ser el departamento que me hubiese gustado tener disponible, cuando yo estaba en la calle haciendo arte”, recalcó.

Locations